PUBLICIDAD

Juárez

Reprueban el uso de la fuerza para desalojar a migrantes

Organizaciones binacionales y ONU instaron a que se garantice los derechos humanos

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

martes, 29 noviembre 2022 | 16:29

Fernando Méndez / El Diario de Juárez Fernando Méndez / El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.- El desalojo con uso de la fuerza de los cerca de 800 migrantes venezolanos que acampaban en el bordo del río Bravo en Ciudad Juárez, fue reprobado hoy por organizaciones binacionales y agencias de las Naciones Unidas.

“En los desalojos de campamentos informales de personas en movilidad, es necesario evitar el uso de la fuerza, en especial contra familias y niñez”, señaló esta tarde el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

PUBLICIDAD

Luego de que agentes municipales y estatales retiraron el domingo las carpas y cobijas de los sudamericanos que permanecían frente a Estados Unidos, con ayuda de elementos antimotines de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal (SSPM), y que la mañana de ayer los municipales desalojaron a otro grupo de migrantes que permanecían en un parque, la agencia internacional pidió a las autoridades respetar los derechos humanos de las personas en movilidad.

“Instamos, en particular, a que se garantice los derechos humanos de quienes estén en barrios marginales urbanos”, pidieron Acnur y la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONUDH México), a través de Twitter.

Ambas agencias hicieron también un llamado a las autoridades mexicanas para aumentar la capacidad de los albergues y apoyar la respuesta de la sociedad civil.

“Desde Acnur México y ONUDH México seguiremos contribuyendo para fortalecer la capacidad de recepción de los diferentes espacios que acogen personas en movilidad”, aseguraron, luego de que algunos venezolanos desalojados que ya trabajan en la ciudad han sido rechazados de los albergues porque no hay espacio para adultos solos.

Aunque ayer el municipio aseguró que durante el desalojo del domingo participaron las tres agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que trabajan en Ciudad Juárez: el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados de Naciones Unidas (Acnur) la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), estas negaron haber estado presentes.

 

La organización estadunidense Instituto Fronterizo Esperanza (Hope) también denunció hoy que el desaojo de los migrantes se realizó “con un uso inusual de la fuerza”.

Informó que su director, Dylan Corbett; el obispo de Estados Unidos en El Paso, Mark Seitz; y uncionarios del Grupo Casa Santa Marta acudieron el domingo a Ciudad Juárez para hablar con los migrantes desalojados del campamento.

“Sueños y hogares quemados”, lamentó la organización que apoya a los migrantes en Ciudad Juárez y en El Paso y que ha documentado las afectaciones de los migrantes venezolanos expulsados de Estados Unidos a Ciudad Juárez bajo la orden de salud pública llamada Título 42.

Las tiendas de campaña y refugios temporales “han servido como hogares para muchos de los que llegan a la frontera desde Venezuela”, “En uno de nuestros informes recientes, Abandonados en la Frontera, entrevistamos a muchos de estos solicitantes de asilo venezolanos. La mayoría de ellos temía que si dejaban su lugar a lo largo de la frontera perderían la oportunidad de buscar refugio en los Estados Unidos. También sintieron que podrían ser enviados al sur de México o incluso devueltos a Venezuela”, señaló Hope. 

Informó que muchos venezolanos continúan aferrándose a la esperanza, pensando que el 21 de diciembre, el día en que un juez federal ordenó a la administración de Biden que rescindiera el Título 42, tendrán la oportunidad de finalmente solicitar asilo. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search