Juárez

Reparte alegría ‘Santa maestra’

Docente de primaria sorprende a sus alumnos al llevarles dulces hasta las puertas de sus casas

Cortesía / Caracterizada, Gabriela Chávez da una bolsa con caramelos a una menor
Cortesía / Gabriela Chávez afuera de una vivienda

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 19 diciembre 2020 | 12:08

Cuando Keysha escuchó los villancicos navideños afuera de su casa salió corriendo a asomarse, y la sorpresa que se llevó fue que Santa Claus había llegado a su puerta para regalarle un momento de alegría en medio de la pandemia por Covid-19.

Ese fue el regalo que recibieron los alumnos de la maestra Gabriela Chávez Burciaga, de la primaria Cuauhtémoc número 2679, quien protegida con cubrebocas, gel antibacterial y sanitizante, recorrió la colonia Morelos I, para visitar a sus alumnos y regalarles dulces a través de las rejas y ventanas de sus casas.

“Yo en realidad lo que sentía era esa necesidad de dar alegría a mis alumnos. Este año a pesar de que he estado trabajando con ellos y he estado haciendo videollamadas, yo sentía que necesitaba dar algo más a mis alumnos y se me ocurrió ir a visitarlos vestida de Santa”, narró la maestra, quien debajo de las barbas escondía su cubrebocas.

Después de desinfectar las bolsitas de dulces, la maestra logró visitar a 30 de sus 34 alumnos de primer grado, en complicidad con sus padres, sorprendiendo además a sus hermanitos y vecinos.

“Ellos estaban muy felices, emocionados, gritando ‘¡maestra!’, ‘¡Santa!’, los hermanitos de mis alumnos también bien contentos, hasta la gente en la calle. En mi carro llevaba canciones navideñas, duré dos días, como unas cuatro horas al día, porque me entretenía en buscar las calles. Mis dos hijas me ayudaban, me ponían gel antibacterial y sanitizante”, relató la maestra.

Y aunque algunas mamás le pedían que se tomara una foto con los niños, nunca los tocó, destacó la maestra cuyo objetivo fue regalarles un momento de felicidad en medio del confinamiento que han vivido por nueve meses.

“Mis dos hijas, Keysha y Cataleya, se emocionaron mucho, se pusieron felices porque traía música de Navidad a todo volumen, venía caracterizada y les trajo dulces”, narró Dricia Sansores, mamá de Keysha Liliana Gutiérrez Sansores, de seis años de edad, quien este año ingresó a la primaria bajo la nueva normalidad de educación a distancia, y suma ya casi nueve meses en confinamiento. 

“A mí me gusta mucho estar con los niños, yo no estudié para estar frente a una máquina, y por eso les compré dulces para ir a verlos de lejos”, señaló la maestra.

Aunque tiene 20 años como maestra, 18 de ellos en la primaria Cuauhtémoc, el mayor reto lo vivió este año, debido a la pandemia.

“Ha sido muy complicado, muy difícil, porque tuvimos que adaptarnos a las nuevas tecnologías, y muchos niños quizás ni computadora tienen, a lo mejor toman las clases por el celular y ha sido muy difícil adaptarse”.

Cuando antes, uno o dos niños batallaban para leer a estas alturas del ciclo escolar, ahora la problemática es con más, lamentó.

“Algunos padres de familia me comentan que los niños están estresados, muchos han sufrido pérdidas de abuelitos, de tíos, han sufrido pérdidas en la familia y sí les ha pegado duro, y eso les perjudica en el conocimiento porque eso no los deja concentrarse como podrían estar en la escuela”, comentó.

Gabriela decidió ser maestra, porque siempre le ha gustado trabajar con niños, a los 12 años comenzó a cuidar niños, a los 15 le gustaba ir a albergues y ahora que son sus alumnos le gusta verlos felices, por lo que este año lo hizo vestida de Santa Claus.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx