Juárez

Regresan a trabajar… sin guarderías

Empleadas de maquiladoras todavía no saben con quién dejar a sus hijos

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

jueves, 21 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Esther Justo y su esposo son empleados de la maquiladora Lear, y el próximo primero de junio regresarán a trabajar, sin embargo, el problema es quién cuidará a su bebé de 11 meses, debido a que las guarderías del IMSS permanecen cerradas.

Comentaron que la pequeña contaba con este servicio, ya que Esther no tiene otra persona de confianza que se la pueda cuidar.

“Estoy todavía en cuarentena, el primero de junio entro y ya me estoy estresando porque no sé dónde dejar a mi niña, y por la situación no puedo darme el lujo de renunciar a mi trabajo, no tengo con quién dejarla y aún no sé hasta cuando abrirán (las guarderías del IMSS)”, dijo.

Esther, de 25 años, empleada de la planta Las Torres, asegura que sus padres y hermanos, al igual que la familia de su esposo, son empleados de maquiladora, por lo que nadie podría hacerse cargo de la menor.

En la misma situación se encuentra Yeimi Andrade, de 24 años, empleada de Lear La Cuesta. Ella es madre de una niña de cuatro años, beneficiaria de guardería del IMSS.

“Ahorita que ya vamos a entrar a laborar y no vamos a contar con el servicio de las guarderías por la cuestión de la pandemia que estamos pasando, y creo que muchas mamás estamos en desacuerdo porque por algo tenemos a nuestros hijos en la guardería; ya vamos a batallar para encargarlos o encontrar quién nos los cuide, porque yo creo que por cierta razón cada una de las mamás tenemos a nuestros niños en guardería”, comentó.

Fue el pasado 27 de marzo cuando de manera oficial el IMSS anunció el cierre de las guarderías para evitar el contagio de Covid-19. En el mismo comunicado se indicaba que abrirían el 27 de abril, sin embargo, las medidas de prevención por la contingencia se extendieron.

“Yo no soy de mucha confianza de dejar a mi niña con cualquier persona para que me la cuide y la verdad sí es un poco complicado escoger a una persona que me pueda cuidar a mi niña”, expresó.

Yeimi consideró que, aunque se contara con el servicio, los menores continúan en riesgo por el contagio que podrían traerles los padres desde sus centros de trabajo.

“Estén o no estén abiertas las guarderías sabemos que nuestros hijos y nosotros corremos el riesgo de contraer el virus y lo que nos asusta es que podamos enfermar a nuestras familias. Aunque las guarderías estuvieran abiertas, los camiones especiales no nos permiten hacer la sana distancia, tenemos que tener contacto tanto con los niños como con las mamás, es una situación muy difícil”, destacó.