Reflexionan feligreses sobre la violencia

Celebran fiesta patronal de la parroquia del Espíritu Santo en la colonia Emiliano Zapata

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez
lunes, 10 junio 2019 | 06:00
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Feligreses de la parroquia del Espíritu Santo, ubicada en la colonia Emiliano Zapata, celebraron ayer la fiesta patronal reflexionando sobre la violencia que se vive en la ciudad.

“La violencia sigue y todas las mafias se siguen dando en la torre, Juárez es una zona de disputa (…) aquí hay gente que es a todo dar, muy amable, muy acogedora, muy franca. Esta ciudad sería el paraíso, es como los contrastes: ¿cómo una ciudad tan bonita por la gente, está tan fea por la violencia?”, manifestó el vicario de la parroquia, Antonio Cerda. 

La parroquia fue fundada en 1960 por el sacerdote Ignacio Villanueva, quien con un grupo de cuarenta personas se asentó los primeros cimientos de la fe católica en la colonia Emiliano Zapata.

En el Día de Pentecostés se cumplen los cincuenta días después de la Pascua, una de las fiestas más importantes que tiene como significado la ascensión al cielo de Cristo, quien entrega al Espíritu Santo, explicó el vicario.

“En el evangelio de San Juan dice: Así como el padre me ha enviado, los envió yo a ustedes y sopla sobre los apóstoles, éstos son dos símbolos: el Espíritu Santo que sopla sobre ellos y de cómo bajan las lenguas de fuego sobre los apóstoles para cumplir la misión de la evangelización”, expuso Antonio Cerda. 

Para el sacerdote, con el Espíritu Santo se reciben los dones, las gracias y carismas que la Iglesia que Cristo le ha dado para evangelizar.

“Nosotros tenemos esa misión de evangelizar, en el Apocalipsis dice: Y se crearán unos cielos nuevos y una Tierra nueva, donde habita la justica (…) ¿qué significa esos cielos nuevos y esa tierra nueva, eso aplícalo aquí Juárez”, recomendó el sacerdote.

 “Renovar Juárez es hacer de Juárez una tierra nueva y un cielo nuevo donde habita la justicia en todos los sentidos, porque está el ambiente de violencia, secuestros y robos”, manifestó el vicario  de la parroquia”.

La colonia Emiliano Zapata está ubicada en el poniente de la ciudad, una zona en donde de manera constante se presentan hechos violentos.

Para Severiana Plasencia, quien fue de las feligreses que inició junto con el primer párroco en esa comunidad, el Día de Pentecostés es un motivo para ofrecer en la misa que cese la violencia en Juárez.

“Pedimos porque termine la violencia en toda la ciudad, que las muertes, extorsiones y secuestros, terminen, vamos a rezar”, expresó Plasencia.

Carmen Rayas, quien también pertenece a la parroquia, señaló que debido a la violencia ha tenido que enrejar su casa por el miedo que tiene de que algo le pase.

“La gente tiene miedo, ya no puede tener uno abierta la casa, parece uno preso, todas las puertas están cerradas, a veces yo me asomo y no abro, al menos de que conozco a la personas”, refirió la entrevistada.

La fiesta patronal de la parroquia Espíritu Santo se celebra cada año, con danza matachines, música en vivo de varios géneros, comida típica mexicana y juegos mecánicos.


[email protected]ón.diario.com.mx