PUBLICIDAD

Juárez

En su aniversario fúnebre

Recuerdan a Manuel Talamás Camandari

Fue el primer obispo de Ciudad Juárez, fundador de la Diócesis

Sol Gallegos / El Diario de Juárez

miércoles, 11 mayo 2022 | 06:00

Archivo / El Diario de Juárez | Fue el primer obispo de Juárez y fundó la Diócesis local

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— “Recuerdo al señor obispo como una persona auténtica”, fueron las palabras de monseñor Isidro Payán al referirse a Manuel Talamás Camandari, primer obispo de Ciudad Juárez, fundador de la Diócesis y quien ayer cumplió 17 años desde su fallecimiento. 

“Admiré en él siempre su espíritu de pastor, que ponía en ejercicio todas las habilidades para quien lo buscara; admiraba en él su constancia en la vocación, el amor del pastor a sus ovejas, cómo se preocupaba por atenderlas y servirles; admiré en él su carisma de entrega y de renuncia por buscar satisfacer las necesidades en una diócesis que comenzó en una extensión tremenda”, dijo Payán sobre el obispo emérito.

PUBLICIDAD

Su trayectoria

Talamás Camandari nació el 16 de junio de 1917. Sus padres fueron Félix Talamás e Isabel Comandari, aunque por un error en su acta fue registrado como Camandari.

A los 26 años fue ordenado sacerdote, el 16 de septiembre de 1943. En mayo de 1957 fue nombrado primer obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, a los 40 años de edad, por el papa Pío XII, y el 8 de septiembre del mismo año fue ordenado obispo, fecha que eligió él y que coincide con la celebración de la fiesta de la Natividad de María.

Al notar los pocos presbíteros en la ciudad, el 7 de septiembre se colocó la primera piedra del Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, que está conformada por un cubo de mármol traído de Roma y bendecido por el papa Pío XII, y para el 8 de septiembre de 1958 se inició la construcción de este emblemático lugar, que ha creado a muchos sacerdotes.

Monseñor Isidro Payán mencionó que tuvo la dicha de convivir por muchos años con el obispo emérito, desde sus estudios en el Seminario de 1947 a 1952, hasta su ministerio como sacerdote, cuando fue enviado por Talamás a ser responsable de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe en el año de 1963.

‘Autenticidad de su llamado como obispo’

“De 1947 al 52 fui alumno del Seminario siendo él el rector, en ambas ocasiones me tocó servir a iniciativas con él y colaborar muy de cerca en muchos momentos como alumno y sacerdote; en 1963 me envió a la catedral para ser responsable de ella: en ese espacio me tocó acompañarlo a todas las visitas que hizo a las parroquias como secretario de la Diócesis del 57 al 63. Mi gozo y mi alegría fue ver en él la autenticidad de su llamado como obispo a su vocación específica en que sus superiores lo colocaron”, dijo. 

Monseñor Manuel Talamás Camandari fue rector del Seminario de Chihuahua hasta mayo de 1957, cuando lo nombraron obispo de Ciudad Juárez. Al cumplir 75 años, en 1992, presentó su renuncia, pero conservó el título de obispo emérito hasta su fallecimiento en 2005. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search