Juárez

Realizará marcha hoy madre de Idalí Juache

Se cumplen once años de su desaparición; salió de su casa a visitar a un familiar al Cereso y ya no regresó

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 23 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— El 23 de febrero de 2010, Idalí Juache Laguna, de 19 años de edad, salió de su casa por última vez; mientras permanecía como desaparecida se convirtió en víctima de trata de personas y en 2012 sus restos comenzaron a ser encontrados en el arroyo El Navajo, en el desierto del Valle de Juárez.

Hoy, once años después, su madre, Norma Laguna, encabezará una marcha en el Centro de Ciudad Juárez para conmemorar la desaparición y los delitos de los que fue víctima en esta frontera.

Acompañada por el colectivo de Madres y Familiares Unidos por Nuestras Hijas e integrantes de la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, a las 11:00 de la mañana la mujer partirá del Hotel Verde, donde de acuerdo con las autoridades Idalí fue víctima de trata de personas, hasta la Catedral.

“Deseo que nadie pase por lo que pasamos nosotras y seguiré luchando por las niñas y mujeres de Juárez”, aseguró.

Era la cuarta de los ocho hijos que tuvo Norma, había trabajado como edecán, jugaba futbol y le gustaba mucho Piolín. 

La mañana del 23 de febrero de 2010, la joven salió de su casa para ir a visitar a un familiar al Centro de Rehabilitación Social (Cereso) de Ciudad Juárez, ubicado en la calle Barranco Azul. Pero días antes había olvidado un anillo en una agencia de modelos en la que había hecho un comercial, por lo que le había comentado a su mamá que iba a ir por él. Su mamá asegura que fue ahí donde desapareció. 

El dueño era Camilo del Real Buendía, acusado de haber cometido los delitos de homicidio y trata en perjuicio de 11 jóvenes cuyos restos óseos fueron localizados en el arroyo El Navajo, pero quien fue dejado en libertad en enero de 2019.

Después de permanecer dos años como desaparecida, elementos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE) encontraron parte del cráneo de Idalí en el arroyo El Navajo, pero fue hasta diciembre de 2012 que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) le confirmó que los restos sí pertenecían a su hija, y Norma decidió enterrarlos.

Desde entonces, al menos en dos ocasiones más las autoridades le han informado que han vuelto a encontrar restos; sin embargo, al saber que podrían identificar más decidió esperar para ir por ellos y enterrarlos todos juntos. 

“Lamentablemente para las niñas y mujeres, Ciudad Juárez no es segura”, reclamó la madre el 25 de noviembre del año pasado en marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.