Juárez

Radiografías torácicas determinan gravedad del virus

Doctora dice no haber visto una contingencia como la actual, que repite comportamientos ante la falta de conciencia social

El Diario / Evangelina de la Rosa

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

martes, 13 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— A través de la toma de radiografías de tórax, Evangelina de la Rosa revela la gravedad del Covid-19 para definir las atenciones de los pacientes del hospital del Issste de Ciudad Juárez.

Con 24 años de experiencia, señala no haber visto una contingencia como la actual, que repite comportamientos de meses anteriores ante la falta de conciencia social; pide seguir con cautela.

“Yo recibía para placas de tórax si acaso cuatro o cinco pacientes cada 12 horas, pero no, ahorita llegan tres o cuatro pacientes cada dos horas, que son sospechosos de Covid-19”, narra De la Rosa.

Eva, como le gusta que la llamen, destaca que desde marzo pasado –cuando inició la contingencia– hasta el presente octubre ha estado sirviendo a la comunidad, sin contagiarse.

Atribuye su salud a que obedece los protocolos y a que la directora del hospital, Karla Rojas Vértiz, ha estado al pendiente de lo que el personal ha requerido para facilitar las atenciones a la población.

“He llevado las normas muy bien, soy un poco exagerada, trato de limpiar todo, de siempre traer mi cubrebocas, mis lentes y guardar mi distancia (…) Eso comprueba que sirven las medidas”, destaca.

Indica que aunque lo pensó no ha tenido necesidad de dejar su domicilio, por apegarse a las recomendaciones de prevención que, puntualiza, debe seguir la ciudadanía por su propio bienestar.

“Estamos manejando vidas, no números. Me considero una profesional, pero sí ha habido situaciones que doblegan: ver ancianos que no alcanzan a respirar, que se despiden de hijos”, dice.

Recuerda que mientras están entrando al inmueble, muchos con síntomas avanzados: oxigenación de 60, cuando lo normal es de 90, dicen “no te preocupes, voy a salir de esta…”, y no.

Con la voz entrecortada por los recuerdos de la pandemia que la han marcado, destaca que aunque siempre se hace todo lo posible por salvar la vida de la población, el padecimiento es impredecible.

“Es importante crear conciencia a toda nuestra gente de que esto sigue existiendo, se mueren abuelitos, padres de familia, jóvenes con un futuro por delante, y es algo muy terrible”, puntualiza.

Al menos 912 personas en esta frontera han muerto de marzo a ayer por Covid-19, según el conteo de la Secretaría de Salud. Estas defunciones se desprenden de 8 mil 722 casos, que siguen creciendo.

“Creo que habrá tiempo más delante de hacer reuniones. Ahorita es primordial el cuidarnos y proteger a quienes están alrededor nuestro”, indica Eva en nombre de sus compañeros de salud. 

avargas@redaccion.diario.com.mx