Juárez

Prueban con fotos muertes por Covid

Aseguran abogados de médicos que van más de 80 decesos en el Hospital 66

El Diario

Blanca Elizabeth Carmona
El Diario de Juárez

martes, 14 abril 2020 | 07:01

Ciudad Juárez.- La cifra oficial de muertes por Covid-19 en Ciudad Juárez podría estar siendo “maquillada” por las autoridades, de acuerdo con información proporcionada a un despacho de abogados por personal médico del Hospital 66 del IMSS que solicitó asesoría jurídica al sentirse en riesgo por laborar entre pacientes con coronavirus sin el equipo de protección ni los insumos necesarios.

El abogado y presidente de la Asociación de Abogados Penalistas de Ciudad Juárez, Mario Espinoza Simental, informó que tres profesionistas le solicitaron asesoría jurídica y le dieron a conocer que son muchísimas más las personas contagiadas o fallecidas, que la cifra que ha dado a conocer de forma oficial la Secretaría de Salud.

Espinoza indicó que el viernes pasado personal del Hospital 66 le hizo llegar varias fotografías, entre éstas una imagen en la que se observan varias bolsas negras conteniendo cadáveres de personas que fallecieron por neumonía atípica, como se están registrando en los certificados de defunción los casos de Covid-19, debido a la tardanza para realizar los exámenes médicos de confirmación.

En la imagen se observan acumuladas en el piso unas 13 bolsas negras –al parecer de plástico– con los cuerpos; tienen hojas blancas pegadas en el exterior conteniendo los datos de los pacientes. También se observa un cadáver más sobre una mesa del hospital. 

“Me comenta a mí el personal del IMSS 66 que hasta el viernes pasado iban arriba de 80 muertos nada más clínica en la 66, calcule cuántos infectados. Hay muchos de maquiladoras”, dijo Espinoza para luego precisar que el personal médico labora con mucho miedo a contagiarse e incluso no están yendo a sus casas por temor a pasar el virus a sus familiares, y duermen en el nosocomio.

“Refieren que son muchísimos los contagios, más de lo que se maneja en la prensa. No les permiten hacer las pruebas, tienen que mandarlas a México y allá deciden si están o no contagiados, aun cuando tienen todos los síntomas, aun cuando la gente se está muriendo. Hay muchísima gente afectada, muchísima”, abundó. 

Desde el viernes 10 de abril las autoridades estatales han venido señalando que en Chihuahua suman 70 casos confirmados de Covid-19 y 16 fallecimientos, 14 de estos registrados en la frontera de Juárez, uno en la ciudad de Chihuahua y otro en Cuauhtémoc.

“Ninguno de los tres niveles está haciendo bien su trabajo. Manejan cifras que no están ni medianamente apegadas a la realidad”, señaló el litigante, quien dio asesoría jurídica a dos médicos especialistas y a una persona sindicalizada, todos del Hospital 66. 

El abogado y vicepresidente de la Asociación de Abogados Penalistas, José Antonio Navarro, indicó que ofrecieron a los trabajadores de la salud la posibilidad de tramitar amparos para exigir que el Gobierno federal los dote de recursos, insumos y equipo para atender a los pacientes de Covid-19 y que todos los afectados por el coronavirus reciban un tratamiento, porque actualmente sólo les están “recetando paracetamol y los envían a sus casas”. 

“Si no tienen, primero se debe obligar a que el Poder Ejecutivo les otorgue el material, porque ellos (personal médico) pueden estar dispuestos a darlo todo pero si no tienen el material, ¿cómo?, y si no tienen con qué cuidarse, pues menos”. dijo.

“Es un círculo vicioso que nos está llevando a una situación más complicada… todos los ciudadanos mexicanos tenemos derecho al acceso a la salud pero si los médicos como mexicanos no tienen ese acceso, de qué manera los podemos obligar a que den el servicio como es. Al final de cuentas ellos son parte de esta sociedad vulnerable por la falta de equipo”, añadió. 

Hasta el momento ningún médico ni enfermeras, tampoco quienes se desempeñan en otras tareas en los hospitales públicos, han optado por solicitar un amparo, informó. Algunos especialistas prefirieron abandonar sus plazas aunque la mayoría sigue trabajando.