PUBLICIDAD

Juárez

Protestan por asesinadas y desaparecidas

Tras el nombre de Airis Estrella, Rubí Marisol, Estefani Rodríguez, Debanhi Escobar… resonó la frase '¡Ni una más!'

Alejandra Gómez / El Diario de Juárez

domingo, 01 mayo 2022 | 06:00

Alejandra Gómez / El Diario de Juárez | La manifestación terminó en el monumento a Benito Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Sentadas sobre el concreto, con flores y veladoras entre las manos, ayer docenas de mujeres tomaron una calle de la zona Centro y juntas nombraron a algunas de las mujeres que han sido asesinadas o desaparecidas en los últimos años. Tras el nombre de Airis Estrella, Rubí Marisol Frayre, Estefani Michelle Rodríguez,  Debanhi Escobar… resonó la frase “¡Ni una más!”. 

“Hoy nos reunimos todas con la digna rabia que nos nace al saber que para las mujeres cada día que pasa el sabernos vivas es un logro. Nos han arrebatado todo. Nos acosan en las calles, nos violan, nos desaparecen, nos asesinan, desechan nuestros cuerpos como si fueran basura, sin importarles que dejan atrás a madres, hijas, hermanas, amigas, también desechas al saber que ya no volveremos a casa”, pronunció una de las manifestantes sobre la calle Vicente Guerrero. 

PUBLICIDAD

Después de recordar el nombre de las mujeres desaparecidas y asesinadas, juntas caminaron hacia el parque del Monumento a Benito Juárez y frente a un muro repleto de pesquisas tomaron el micrófono y una a una compartió su historia, contaron a las demás qué las motivó un día a salir a las calles y unirse al grito de justicia. “¡No estás sola!”, se dijeron al escuchar experiencias de acoso, violencia sexual, psicológica, física y asesinato. 

“¡Por las once mujeres que hoy serán impunemente asesinadas! ¡Por las madres de todo México que sacan de las fosas los cuerpos de sus hijas! ¡Por las muertas de Juárez! ¡Por las que seguimos esperando que un día regresen a casa! ¡Por los cuerpos de nuestras hermanas no reconocidas! ¡Por las que salimos día a día a las calles de este país feminicida sin saber si volveremos a casa! ¡Por las que luchamos y salimos a exigir justicia en el país de las fuerzas clandestinas!”, gritaron al unísono. 

Cuando la luz de la tarde comenzó a desaparecer, docenas de velas iluminaron los rostros de cada una de las mujeres que desde una fotografía sonreía y que ahora, a meses y años de su desaparición, figuran estáticas en una pesquisa pegada sobre la pared, desde donde su familia le recuerda a la población cada una de sus señas particulares con la esperanza de que algún día la reporten viva.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search