Protegen a especies en peligro de extinción

Zoológico San Jorge ha recibido entre 15 y 20 animales exóticos decomisados por la Profepa

Abril Salgado/
El Diario
martes, 09 abril 2019 | 06:00

En 16 años desde su fundación, el Zoológico de San Jorge ha recibido entre 15 y 20 animales exóticos que fueron hallados por particulares o decomisados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), aquí en la frontera.

Porfirio Silva Padilla, veterinario y dueño del recreativo, expuso que no todas las especies se quedan en este espacio, ya que sólo se consideran como depositarios mientras Profepa resuelve la situación legal de algunos de ellos o decide si son aptos para su liberación.   

Y aunque este zoológico queda fuera de dichos procesos, comentó que por aquí han pasado iguanas, halcones, gatos monteses, leonas, un tigre y dos osos, estos últimos viven ahí desde hace varios años, pues según su historia fueron capturados por cazadores desde pequeños, y al no tener habilidades de supervivencia propia, no fueron considerados para ser liberados.  

Otras especies aseguradas que permanecen en el recreativo son tres felinos hembras que el año pasado Profepa resguardó luego de que éstas atacaron a su dueño en el fraccionamiento Rincones de San Marcos. 

Según explicó Silva, las dos leonas y una tigresa de bengala son los últimos animales que ingresaron y los visitantes pueden conocerlas. 


Viven como en casa

No obstante, informó que ellas todavía continúan en un pleito legal y es el único caso de este tipo que les ha tocado tener, pero resaltó que el tiempo que los animales permanecen en custodia del zoológico no depende de éste, sino de la Procuraduría.  

“Depende de los procesos que vengan, si es un proceso donde los encontraron abandonados Profepa misma decide, pero como en este caso es un proceso legal es hasta que se agota el proceso”, dijo. 

También expuso que actualmente los tres felinos se encuentran en perfecto estado de salud, una condición corporal muy buena y se nota la gran diferencia a cuando llegaron, ya que ahora tienen una dieta basada en su peso con carne de pollo y de caballo. 

Otro caso que se registró en agosto del año pasado, fue el hallazgo de un cocodrilo Moreletti en el fraccionamiento Las Palomas, donde acudieron elementos del Departamento de Bomberos para auxiliar en su captura tras la denuncia de una mujer que indicó que el reptil quería entrar a su casa.

“El cocodrilo nada más me lo trajeron para que lo cuidara y se lo volvieron a llevar, no me lo dejaron a mí, estuvo un tiempo y se lo llevaron, no sé qué destino le daría Profepa, a veces se los llevan a sus lugares de origen”, contó.

“Lo que más traían antes eran los halcones, pero realmente como ya no tenía tanto cupo, hablé con ellos y les dije que no había tanto espacio y se los empezaron a llevar a Chihuahua”, indicó Silva.

El entrevistado expuso que no siempre se conoce lo que ocurre con las especies, ya que hay varios sitios en el estado con registro para ayudar a Profepa donde pueden ser custodiados los animales según el lugar donde se hayan localizado. 

De acuerdo con archivos periodísticos, en agosto del 2017 también fueron encontrados una pantera Leo cachorro, una pantera Tigris cachorro, dos ejemplares de pantera Tigris adultos y un cocodrilo moreletti, en una vivienda del fraccionamiento Campestre Arboleda.  (Abril Salgado / El Diario)


[email protected]