Juárez

Promueven amparos contra el proyecto

Ecologista advierte que es ilegal cualquier donación de terreno

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

viernes, 09 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Con base en el decreto con el cual el Gobierno federal donó en 1987 El Chamizal al Gobierno municipal se promoverá un amparo ante el Poder Judicial de la Federación para revertir la entrega de terrenos al sector privado para la construcción de un centro de convenciones, dio a conocer Daniel Delgadillo Díaz, coordinador de la asociación ambientalista Árboles en Resistencia.

De acuerdo con ese decreto, sólo el Consejo Administrador del Parque Público El Chamizal puede decidir sobre la donación o comodato de terreno, pero nunca fue informado por las autoridades de los tres órdenes de Gobierno, por eso es ilegal cualquier donación, advirtió el ecologista.

Indicó que la zona conocida como “Los Hoyos” también es parte de El Chamizal, por lo que en lugar de destinarla a la construcción de un edificio, debe promoverse que sea área verde.

Dijo que ya en la anterior administración municipal los regidores aprobaron ceder a un empresario más de una hectárea donde anteriormente eran las oficinas de Tránsito y la estación uno del Departamento de Bomberos, pero el Gobierno federal anuló la venta ridícula por carecer de un sustento legal.

“Los intentos de algunos empresarios por construir a toda costa el centro de convenciones en El Chamizal no son nuevos y traen un largo caudal de abusos, despojos y corrupción. Esto nos ha costado a los ciudadanos más de 300 millones sin que exista una rendición de cuentas”, señaló el ecologista.

Delgadillo Díaz destacó que el parque El Chamizal es un patrimonio de los juarenses y el Cabildo no puede disponer de él, pues al hacerlo, los regidores estarían incurriendo en usurpación de funciones, ya que pasarían por encima del convenio que el Gobierno federal tiene con el Gobierno municipal desde que se cedió esa superficie al norte de la ciudad.

Decreto de 1987

Sobre ello, el ecologista Francisco Caballero destacó que los involucrados en todo proyecto de inversión en El Chamizal, sean del Gobierno o particulares, incurren en una irregularidad legal, pues existe un decreto de que debe ser un parque público con vocación ecológica.

“Se trata de áreas verdes que deben ser preservadas y no degradadas con fines de lucro, ya que se incurre en graves faltas y violación de la tenencia de este ícono nacional, dado lo que representa este parque por su histórica recuperación”, expresó.

Daniel Delgadillo dijo que de acuerdo con el decreto de donación que se emitió el 4 de mayo de 1987, El Chamizal debe destinarse exclusivamente para parque, por lo que en caso de no ser así, el Gobierno federal puede revertir la donación y quitárselo al Gobierno municipal.

De acuerdo con el citado decreto, en una de las cláusulas indica que el parque público El Chamizal es una superficie importante desde el punto de vista ecológico en la zona fronteriza, además del valor histórico, cultural, social y político que representa para el país.

El decreto por el que se desincorpora de los bienes del dominio de la federación el inmueble conocido como parque público El Chamizal, y se autoriza a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología para que lo done en beneficio del municipio de Ciudad Juárez, Chihuahua, se publicó durante la gestión del presidente Miguel de la Madrid Hurtado; el gobernador Fernando Baeza Meléndez y el alcalde en funciones, Alfredo Urías Cantú.

Desde el momento en que se entregó El Chamizal al Gobierno municipal, y hasta ahora, las autoridades locales no han cumplido con lo que establece el decreto de donación, pues han concesionado superficie, han construido inmuebles y lo han privatizado al cobrar los concesionarios para entrar al lugar que tienen cargo, dijo Delgadillo Díaz.