Proliferan perros callejeros en Senderos de San Isidro

Zona donde vivía menor que al parecer murió por mordedura de garrapata ya se fumigó

Alejandro Vargas
El Diario
sábado, 13 abril 2019 | 06:00
Carlos Sánchez

Juan José Martínez Pérez, coordinador de vectores, rickettsia y rabia, dijo que el vecindario donde habitaba el estudiante del Cbtis 270, Jesús Adolfo Ramírez Santiago, de 16 años, quien presuntamente murió por rickettsiosis el viernes, fue impregnado con rociados residuales preventivos días atrás.

En entrevista precisó que Senderos de San Isidro, al suroriente de la ciudad, es una de las áreas prioritarias para la coordinación, ya que es un lugar con alto número de casas abandonadas, perros callejeros y falta de cultura de bienestar animal.   

“Esa es una de las área prioritarias que nosotros tenemos para trabajar y hemos realizado, siempre que tenemos acciones, un trabajo integral en donde participa el centro antirrábico aplicando la ectodesparasitación de los animales, la captura de perros en la vía pública, así como el rociado residual preventivo en las casas”, dijo. 

Indicó que se están intensificando las acciones pero aun así es importante que las personas participen procurando mantener un entorno limpio y un programa responsable del cuidado animal.

“Estuvimos trabajando desde el martes en ese sector. Se hicieron alrededor de 30 rociados residuales en casas del mismo fraccionamiento de Senderos de San Isidro”, indicó. 

Asimismo explicó que se estima que por cada rociado residual realizado se protege como máximo a seis habitantes, por lo que habrían sido cerca de 180 personas las acogidas por los rociados realizados ahí.

La familia Ramírez Santiago tiene una perra de mascota, misma que ha sido valorada por el veterinario, y descartó que fuera la fuente trasmisora, ya que cuenta con su esquema de vacunación al corriente y goza de buena salud.

De momento la familia de Jesús Adolfo ignora dónde pudo haber sido mordido aunque presume que fue en el exterior de la casa, ya que su hijo caminaba diariamente por un enorme lote baldío, ubicado atrás de la calle Sendero del Carmen, ante la falta de transporte público.

De ser confirmada por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre) que ésta es la causa de muerte de Jesús Adolfo Ramírez Santiago, de 16 años, sería el segundo deceso de un menor por rickettsiosis en el presente año, informó Gumaro Barrios, subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud. 


[email protected]