PUBLICIDAD

Juárez

Procesos largos debido a buena defensa, justifican

Abogados de reos con sentencia buscan agotar todos los medios jurídicos aunque se retrase veredicto: fiscal

Diego Villa / El Diario de Juárez

sábado, 14 enero 2023 | 06:00

Archivo / El Diario | Cereso 3

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— La gran cantidad de personas privadas de la libertad sin sentencia que se encuentran al interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) número 3 se puede adjudicar a la “debida defensa” de estas personas, que buscan “agotar todos los medios jurídicos que estén a su alcance” y pueden retrasar los procesos hasta en tres años, dijo ayer el fiscal de Distrito Zona Norte, Jesús Manuel Carrasco Chacón.

El fiscal regional fue cuestionado sobre las observaciones que han realizado las comisiones Estatal y Nacional de Derechos Humanos sobre la “deficiente separación entre procesados y sentenciados”, y dijo que esto se debe a tiempos del Tribunal Superior de Justicia del Estado y no necesariamente a las diligencias del órgano a su cargo.

PUBLICIDAD

Mencionó que una persona detenida suele buscar el uso de “todos los recursos, las apelaciones, los amparos”, y esto puede retrasar la decisión final de un juzgado, con lo que se definiría si existe responsabilidad penal y posteriormente una sentencia que se ajuste a los delitos cometidos.

En cuanto a que al interior del penal se encuentran mezcladas las poblaciones de personas procesadas y sentenciadas, señaló que desconoce si tras los hechos ocurridos el 1 de enero en el Cereso 3, en que 30 reos escaparon del reclusorio y dejaron 17 personas muertas a su paso, se reorganizarán las áreas para mantenerlas separadas.

Esta mezcla de poblaciones representa, de acuerdo con la CNDH, un riesgo para la reinserción social de las personas privadas de la libertad.

Para Óscar Altamirano Piña, abogado derechohumanista, este riesgo se da porque puede haber actos de coacción de quienes ya cuentan con una sentencia de prisión y quienes aún no son hallados penalmente responsables, puesto que los primeros tienen “menos reservas” por sus largas condenas, que los inhiben de percibir un riesgo si son descubiertos amenazando a los segundos. “No hay una limitación para obligar al otro a que haga lo que quiero”, comentó Altamirano Piña.

El Cereso 3 registró para el mes de octubre de 2022, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, 3 mil 961 reos en su interior de 2 mil 852 plazas disponibles, es decir, una sobrepoblación del 38.89 por ciento.

De esa población total, mil 872 son reos procesados –el 47.26 por ciento– sin una sentencia, pero con la medida cautelar de prisión preventiva, ya sea oficiosa o justificada. El resto, 2 mil 089, son sentenciados.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search