PUBLICIDAD

Juárez

Procesan a ‘pastora’ acusada de trata

La mujer de 54 años fue detenida luego de un cateo en el albergue Aposento Alto

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

miércoles, 03 agosto 2022 | 06:00

Fernando Méndez / El Diario de Juárez | Un grupo de personas se manifestó a favor de Velia H.G

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— La pastora Velia H. G. de 54 años, directora del albergue para migrantes Aposento Alto, fue vinculada a proceso ayer, durante una audiencia privada, como probable responsable del delito de trata de personas en modalidad de trabajos forzados, en perjuicio de al menos seis personas. 

Después del análisis de datos de prueba ofrecidos tanto por la defensa como por la parte acusatoria, un juez dictó el auto de vinculación a proceso y determinó un plazo de tres meses para la investigación complementaria, además de que la medida cautelar de prisión preventiva impuesta por hasta 12 meses continúa vigente, informó el Supremo Tribunal de Justicia. 

PUBLICIDAD

Durante la audiencia bajo la causa penal 4334/2022, que duró más de siete horas, dos personas declararon en calidad de testigos protegidos, en contra de quien fue denunciada por un grupo de migrantes mexicanos y extranjeros, a quienes presuntamente la imputada obligaba a realizar labores domésticos y de construcción sin recibir un sueldo, además de hacerlos comer alimentos echados a perder y tratarlos mal por ser migrantes. 

Por parte de la defensa, tres personas atestiguaron a favor de la pastora, durante la audiencia que fue declarada privada a solicitud de la parte acusatoria, por lo que mientras se llevaba a cabo, un grupo de aproximadamente 70 personas se manifestó en las instalaciones de Ciudad Judicial para exigir su liberación. 

Los manifestantes fueron trasladados a bordo de automóviles y camionetas tipo van blancas en las que se leía la palabra “Justicia”, hasta el edificio ubicado a un costado del Centro de Readaptación Social número 3 (Cereso). La mayoría dijeron ser migrantes, quienes se encuentran actualmente albergados en Esperanza para Todos, el cual es dirigido por la hija de la directora de Aposento Alto, Grissel Ramírez. 

Al grito de “liberación, liberación”, un grupo de haitianos exigieron que liberaran a “la pastora”, aunque la mayoría de ellos confesaron no conocerla, no saber su nombre y nunca haber estado en su albergue Aposento Alto. 

La imputada, de 54 años de edad, fue detenida la mañana del miércoles 27 de julio durante un cateo, mediante una orden de aprehensión, los cuales fueron concedidos por un juez de Control del Distrito Judicial Bravos, tras las denuncias de familias migrantes que permanecieron entre noviembre de 2021 y abril de 2022 en el albergue de la colonia Lomas de Poleo.

Los elementos de la Unidad Especializada en Delitos de Violencia Familiar, Delitos Sexuales, contra la Familia y Trata de Personas de la Fiscalía General del Estado realizaron la detención tras dos meses de investigación, por lo que también resguardaron a 19 guatemaltecos que se encontraban en ese momento en el lugar, quienes fueron canalizados a otros espacios a través del Consejo Estatal de Población (Coespo).

Piden destitución en Coespo

Ayer, los migrantes también pedían la destitución del coordinador general del Coespo, Enrique Valenzuela, a quien Grissel Ramírez acusó también de persecución política y de tener intereses para cerrar su albergue. 

“En relación a los señalamientos no tengo nada que decir, nosotros seguimos desde el Programa de Atención a Migrantes trabajando en la atención humanitaria a personas en situación de movilidad, en alianza con otras instituciones de gobierno y organizaciones, y desde luego con los responsables de los espacios humanitarios, con quienes seguimos trabajando de manera coordinada”, dijo al respecto el coordinador. 

Investigan desde mayo

Las familias que permanecieron en Aposento Alto entre noviembre de 2021 y abril de 2022 aseguraron a través del colectivo que además de pagar 200 pesos semanales por persona adulta, se les obligaba a consumir los productos que ellos mismos les vendían, incluso los apoyos humanitarios que entregaban al albergue organizaciones como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) o la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas (Acnur). 

A través de la carpeta con el número de expediente CNDH/5/2022/4809/Q, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) comenzó el pasado 16 de mayo la investigación referente a la queja contra los albergues Aposento Alto y Esperanza para Todos, por lo que al dar vista a la Fiscalía General de la República (FGR), dicha autoridad inició la carpeta por posible trata de personas con el número de oficio JUA/EILV/C4/611-202, sobre la que no dado mayor información debido a que se encuentra en proceso. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search