'Prisión domiciliaria a sacerdote es un privilegio'

Agrupaciones acusaron que la condición de salud de Aristeo Baca Olmos no pone en riesgo su vida

Pavel Juárez
El Diario de Juárez
lunes, 25 febrero 2019 | 15:06
El Diario de Juárez

Ciudad Juárez.- El movimiento de mujeres de Ciudad Juárez hizo un extrañamiento al Poder Judicial sobre el proceso que sigue la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por razones de Género Zona Norte, por violación agravada y abuso sexual contra el sacerdote Aristeo Baca Olmos.


Las agrupaciones civiles señalaron la celebración de una audiencia el domingo “exprés e intencionada, para solicitar la segunda revisión de las medidas cautelares impuestas que dio como resultado que el imputado enfrente su proceso en arraigo domiciliario”.


Acusaron que la condición de salud de Baca Olmos “no pone en riesgo su vida y le permite enfrentar el proceso en prisión preventiva cumpliendo con la medida cautelar que protege a la víctima. Este hecho pone en evidencia que existe un proceso penal desfavorable para la víctima”, dice un comunicado que representa la postura de siete organizaciones civiles. 


Los organismos firmantes son, Casa Amiga Esther Chávez Cano, Programa Compañeros, Red Mesa de Mujeres, Sin Violencia A.C., Organización Popular Independiente, la Red de Trabajadoras Sociales de Ciudad Juárez y la Red por la Infancia de Ciudad Juárez.


“Nosotros consideramos que la determinación de cambiar la medida cautelar representa una situación de privilegio para una de las partes en el proceso judicial”, consideró Lydia Cordero Cabrera dirigente de la organización Casa Amiga Esther Chávez Cano.