Preocupa a vecinos la Acequia Madre

Con el nivel alto de agua y sin barreras en algunos tramos de la zona Centro, dicen que pueden caer niños

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez
lunes, 10 junio 2019 | 06:00
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Con preocupación viven los habitantes que colindan con la Acequia Madre debido a que el nivel del agua subió y en algunas partes se encuentran desprotegidas o con la malla metálica dañada.

“Es bastante peligros que esté así, a veces andan los niños jugando y si alguien no se da cuenta se cae, ni la Policía vigila que si se acercan”, comentó María del Socorro Ruiz, quien vive en la calle Uruguay.

Desde la calle Justo Sierra hasta la Uruguay tramos de hasta cincuenta metros se encuentran sin protección, y al lado de la acequia hay maleza muebles, escombros y basura que se encuentran apilados.

Son alrededor de 50 metros en donde se encuentran apilados de todo tipo de deshechos en la calle Justo Sierra.

De acuerdo con archivos periodísticos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en conjunto con el Municipio, retiró del canal principal de la ciudad 700 toneladas de basura y azolve, entre llantas, animales muertos, ramas y muebles.

En la avenida 16 de Septiembre y cruce con esa vialidad, algunas de las viviendas se encuentran sobre la orilla del canal, algunas de las construcciones están abandonadas y el adobe y las vigas están por colapsar.

A la altura de calle Constitución son cincuenta metros los que se encuentran sin cerca, y en la calle Agustín Melgar, atrás del Mercado Juárez también se observó que por lo menos un pedazo de 30 metros de la malla ciclónica se encuentra inclinado.

“Está muy peligroso porque aquí hay cerca una escuela, hay algunos niños que pasan solos porque aquí, ya de noche pasan los carros, como es un lugar por donde anda mucha gente en carro o caminando y pueden caer al canal”, comentó Pablo Tovar, quien pasa cada semana por esa Agustín Melgar para ir a su trabajo.

En la calle Juan de Dios Peza se encuentra ubicado un plantel educativo, por lo que es frecuente que pasen alumnos por alguna calle cercana a la acequia, dijo Andrés Torres.

“Los niños y jóvenes son muy imprudentes y curiosos, buscan un oportunidad para divertirse más cuando no los vigilan sus padres, si los adultos a veces se asoman para ver el hasta donde llega el agua, que esperamos de los chavos que andan solos”, dijo Torres.

El mismo panorama se observó en la avenida Lerdo, en donde también se encuentra un tramo de cerca casi al ras del piso.


[email protected]ón.diario.com.mx