PUBLICIDAD

Juárez

Preocupa a la OIM la condición de los venezolanos en Juárez

De rodillas, sudamericanos oran frente al río Bravo

Hérika Martínez / El Diario de Juárez

miércoles, 09 noviembre 2022 | 06:00

Manuel Sáenz / El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— La condición en la que permanecen cientos de venezolanos que acampan en el bordo del río Bravo causa preocupación a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la cual busca informarlos sobre sus opciones en Ciudad Juárez, dijo ayer el jefe de la oficina local, Thiago Almeida.

“Yo entiendo que hubo una respuesta inmediata tanto de los gobiernos; Gobierno federal, Gobierno estatal y Gobierno municipal a ese tema. Y una respuesta también de las organizaciones civiles y de la sociedad civil. Y de las tres agencias de Naciones Unidas en Ciudad Juárez: la OIM, la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados (Acnur) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia” (Unicef), dijo el activista. 

PUBLICIDAD

Señaló que la respuesta coordinada en un primer momento consistió en abrir dos espacios seguros para las personas, además de dar alimentación y acceso a servicios. Y en un segundo momento fue organizar las opciones para las personas, como es el quedarse en Juárez a través los permisos humanitarios por 180 días otorgados por el Instituto Nacional de Migración (INM), para que puedan trabajar, ir a la escuela y acceder a los servicios de salud. 

“Es una preocupación siempre por la decisión de ellos de este campamento en el río Bravo, pero entiendo que la respuesta –y fue como una oferta voluntaria– (fue) para que las personas que estaban en este campamento fueran a los albergues de la ciudad, tanto albergues de gobierno como albergues de la sociedad civil; hoy, sí hay capacidad de acogimiento de estas personas y en especial de las familias, que son la preocupación principal por el tema de los niños, niñas y adolescentes”, apuntó. 

El domingo pasado, cientos de venezolanos pidieron públicamente la intervención de la ONU ante Estados Unidos para lograr un corredor humanitario para quienes ya se encuentran en México. 

Piden dar opciones

El posicionamiento al respecto de la OIM, “por un lado, es la respuesta humanitaria en la ciudad para que todos tengan un espacio seguro, para que puedan acceder a servicios, para que tengan la opción de quedarse en la ciudad y empezar a vivir aquí. Y brindar información a las personas para que puedan acceder de formar segura y ordenada la política de Estados Unidos”, dijo Almeida.

Informó que la agencia internacional que pertenece a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y que trabaja en Juárez desde 2019, ha apoyado los dos albergues de venezolanos que se abrieron en la ciudad, como cobijas, kits de higiene personal, artículos de higiene para mujeres, ropa, pañales e información.

Tras el anuncio del nuevo programa de Estados Unidos para los venezolanos, el pasado 12 de octubre, la OIM, la Acnur y Unicef se dijeron “profundamente preocupados” por las continuas restricciones de acceso al asilo que sufren los migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, debido al Título 42.

Por medio de un comunicado de prensa conjunto, las agencias internacionales dijeron recibir con satisfacción el anuncio de los gobiernos de Estados Unidos y México de una nueva vía de admisión para que 24 mil personas venezolanas desplazadas puedan ingresar a Estados Unidos; sin embargo, señalaron el impacto negativo de las restricciones sobre las personas solicitantes de asilo y migrantes en la frontera.

Mientras tanto, cientos de sudamericanos siguen pidiendo la ayuda de Estados Unidos desde el bordo del río Bravo. 

Ayer, de rodillas, un grupo de ellos oró frente a Estados Unidos, para pedirle a Dios que las elecciones intermediarias que se llevaban a cabo en el vecino país les favorezcan. 

Con letreros con frases como “somos más los buenos” y “Dios bendiga a EEUU. Tengan misericordia de nosotros. SOS”, parte de los sudamericanos que acampan sobre el bordo del río Bravo pidieron al Gobierno de Joe Biden el fin del Título 42, a través del cual son expulsados con el argumento de que los migrantes representan un grave riesgo para la propagación del Covid-19. 

Hombres, niños y mujeres portaron también cartulinas frente a Estados Unidos con leyendas de “SOS” y “God bless USA have merry on us”, para después formar un círculo y comenzar a orar por las elecciones. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search