Juárez

Preocupa a Amnistía violencia contra mujeres

El gobierno reaccionó a la pandemia de Covid-19 con políticas de austeridad a través de un decreto que recortaba el gasto público

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 08 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— La violencia contra las mujeres, los derechos de las personas migrantes, la falta de equipo adecuado para trabajar denunciada por los profesionales de la salud y la muerte de muchos de ellos por Covid-19, además de homicidios ilegítimos como el de la chihuahuense Jéssica Silva, de 35 años, asesinada por integrantes de la Guardia Nacional, forman parte de los principales “motivos de preocupación” de Amnistía lnternacional (AI) en México.

En su informe 2020/21, publicado ayer 7 de abril, la organización internacional documenta la situación de los derechos humanos en 149 países durante 2020, entre ellos México. 

“En 2020, la Covid-19 convulsionó el mundo. La pandemia y las medidas adoptadas para combatirla tuvieron consecuencias para la población en todos rincones del planeta, pero además evidenciaron – agravándolas a veces – las desigualdades y las constantes de abuso existentes”, destacó.

El gobierno reaccionó a la pandemia de Covid-19 con políticas de austeridad a través de un decreto que recortaba el gasto público salvo en programas que se consideraban prioritarios, como varios proyectos importantes de infraestructura; personal sanitario denunció que carecía de acceso a los equipos de protección individual y las prestaciones necesarias para garantizar un entorno laboral seguro. 

Aumentaron las denuncias de violencia contra las mujeres. Las fuerzas de seguridad siguieron llevando a cabo detenciones arbitrarias y haciendo uso excesivo de la fuerza, lo que en ocasiones provocó homicidios ilegítimos, señala AI en su informe anual.

En 2020, el Senado aceptó la competencia del Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas para examinar casos individuales. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) estigmatizó en diversas ocasiones a las personas defensoras de los derechos humanos y a los medios de comunicación, y minimizaba el problema de la violencia contra las mujeres, agrega. 

Según las autoridades, el año pasado México registró un millón 426 mil 094 casos confirmados de Covid-19. En septiembre, el Congreso de la Unión disolvió varios fideicomisos públicos, entre ellos los establecidos para apoyar la protección de defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas y víctimas de violaciones de los derechos humanos, y para abordar el cambio climático. 

El gobierno desplegó en 2020 más efectivos militares en la estrategia de seguridad pública que las dos administraciones presidenciales anteriores. 

En mayo, el presidente emitió un decreto que permitía el despliegue permanente de las fuerzas armadas en operaciones de seguridad pública hasta marzo de 2024. El decreto carecía de normativa sustantiva para garantizar que el comportamiento de las fuerzas armadas fuera conforme con las normas internacionales. El presidente también anunció que el control de los puertos y puntos de aduana pasaría a las fuerzas armadas, señala AI. 

En los homicidios ilegítimos, se destaca que “en un suceso diferente, integrantes de la Guardia Nacional mataron a Jéssica Silva, de 35 años, en la ciudad de Delicias, estado de Chihuahua, al abrir fuego contra el vehículo en el que regresaba de una protesta de agricultores por los derechos sobre el agua”. 

Las autoridades federales declararon que en 2020 se habían registrado 6 mil 957 casos de personas desaparecidas. La cifra total de denuncias de personas desaparecidas en México desde 1964 ascendía a 82 mil 647, de las cuales 63 mil 939 se habían producido en el último decenio.

El organismo internacional destaca en su informe que en agosto, un juez federal impuso una pena de 50 años de cárcel para un autor material del asesinato de la periodista Miroslava Breach, muerta a manos de varios hombres armados en su domicilio de Chihuahua en 2017. 

También destaca que las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo continuaban enfrentándose al uso excesivo de la fuerza y la detención arbitraria por parte de las autoridades, así como a secuestros, agresiones y homicidios a manos de actores no estatales.

Y sobre el derecho a la salud, apunta que el personal sanitario de México manifestó su preocupación ante la falta de acceso a suficientes equipos de protección individual para trabajar de manera segura respondiendo al mismo tiempo a la pandemia de Covid-19, además de que en 2020 fallecieron al menos 2 mil 397 profesionales de la salud a causa del virus.