Juárez
Se desesperan extranjeros

Prefieren ir a EU sin documentos

Esperaban en Juárez su proceso de asilo político

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 05 septiembre 2020 | 06:00

El 70 por ciento de los migrantes expulsados de Estados Unidos de manera exprés por Puerto Palomas de Villa que canaliza Grupo Beta al albergue filtro de Ciudad Juárez son extranjeros que esperaban aquí su proceso de asilo político, pero que ante la desesperación del cierre de la frontera decidieron cruzar de manera irregular, informó Dirvin García, coordinador del Centro de Atención Integral para Migrantes (CAIM).

Se trata de migrantes que fueron retornados hace meses por el Gobierno de Donald Trump bajo el programa “Permanecer en México” o “Quédate en México”, de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), para que esperaran en la frontera mexicana sus audiencias ante la Corte de Inmigración de El Paso. 

A la par del cierre de la frontera, el 20 de marzo de 2020, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y el DHS, bajo el Título 42, Sección 265 del Código de los Estados Unidos, de la Ley del Servicio de Salud Pública, empezaron a retornar de forma exprés a México a las personas que entraran a Estados Unidos de forma irregular. En el caso de Chihuahua, por Puerto Palomas.

Aunque la mayoría son mexicanos, de acuerdo con el personal del albergue Tierra de Oro, el cual los recibe en el poblado del municipio de Ascensión, ubicado a 157 kilómetros de Ciudad Juárez; en segundo lugar se encuentran los cubanos, seguidos de hondureños, salvadoreños y los guatemaltecos, incluso ecuatorianos y brasileños. 

Parte de ellos es trasladada nuevamente a esta frontera, “con la particularidad de que muchos de ellos ya son personas de MPP –retornados–, la vinculación que nos hacen es a través de Grupo Beta y entonces toda vez que llegan al albergue se les pregunta si son MPP o si son de nuevo ingreso, de nuevo cruce. Y casi el 70 por ciento de las canalizaciones que hace Grupo Beta acá son personas sujetas al protocolo, que se les hizo fácil volver a cruzar y los regresaron”, informó García.

Los migrantes son trasladados al “albergue filtro” Espíritu Santo de esta frontera, con el fin de evitar la propagación del nuevo coronavirus (Covid-19) en la red de albergues de Ciudad Juárez. 

“El otro 30 por ciento sí son personas de nuevo arribo, de nuevo ingreso, principalmente de Guatemala y de Honduras”, informó el coordinador del CAIM.

El programa de retorno derivó de un acuerdo bilateral migratorio entre México y los Estados Unidos, que comenzó en enero de 2019 entre San Diego y Tijuana, mientras que el 21 de marzo de 2019 comenzó a implementarse en la frontera Juárez-El Paso.

Según datos del Instituto Nacional de Migración (Inami), hasta junio pasado sumaban más de 22 mil 400 migrantes retornados por el Gobierno de Trump a Ciudad Juárez, la frontera por la que más extranjeros han sido devueltos a México, incluso de lengua portuguesa.