Juárez

Tráfico de personas

Por pandemia, criminales crean redes transnacionales

Revelan resultados de estudio sobre delincuencia organizada, financiado por instituciones internacionales

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 06 octubre 2021 | 06:00

Tomada de internet

Ciudad Juárez— Debido a las restricciones de Estados Unidos durante la pandemia en sus fronteras, en el noroeste de México los traficantes de personas crearon sociedades con estadounidenses, forman parte de grupos organizados más grandes y tienen vínculos con grupos delictivos transnacionales, cárteles de la droga y funcionarios corruptos, señala el Global Organized Crime Index (Índice Global del Crimen Organizado).

El Índice es una herramienta diseñada para medir los niveles de delincuencia organizada en los países y evaluar su resistencia a la actividad delictiva organizada, bajo el financiamiento del gobierno de los Estados Unidos, según explica el mismo informe. 

El diseño y desarrollo del Índice de Crimen Organizado fue apoyado por el programa ENACT (Mejorar la respuesta de África a la delincuencia organizada transnacional), el cual está financiado por la Unión Europea e implementado por el Instituto de Estudios de Seguridad e Interpol, en afiliación a la Iniciativa Global contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

“México es un país de tránsito para la trata de personas, principalmente para las víctimas centroamericanas que se dirigen al norte. El tráfico sexual dentro de México y hacia los Estados Unidos también es sustancial. Las estrictas regulaciones fronterizas debido al Covid-19 interrumpieron las operaciones de tráfico a través de la frontera entre Estados Unidos y México, lo que resultó en menos víctimas pero a un valor más alto”, señala el informe. 

También destaca que las restricciones internas de los gobiernos de Donald Trump y Joe Biden no han tenido un impacto significativo. 

“La pandemia exacerbó la colusión entre funcionarios corruptos y traficantes que se aprovechan de los migrantes a través de la participación forzosa en economías criminales o la extorsión, con funcionarios que dependen menos del soborno y más de los vínculos del crimen organizado para obtener ganancias”, apunta el documento. 

El Global Organized Crime Index también destaca que el mercado de tráfico de personas de México es el más grande y sofisticado de la región, al servir como país de origen y tránsito hacia Estados Unidos, aunque las políticas fronterizas estadounidenses cada vez más estrictas redujeron temporalmente la demanda, los cierres de Covid-19 agravaron la pobreza, el desempleo y la violencia en América Central, lo que aumentó la migración irregular hacia Estados Unidos, a través de México.

Según los informes, los contrabandistas dejaron de operar a lo largo de ciertas áreas fronterizas al comienzo del Covid-19, pero reanudaron sus actividades utilizando socios estadounidenses. 

“El impacto del mercado permanece localizado a lo largo de la frontera norte y en ciudades a lo largo de la frontera sur. Los contrabandistas del sur de México suelen ser miembros de la comunidad local, que trafican personas en automóviles, autobuses o remolques; mientras que los del noroeste de México a menudo forman parte de grupos organizados más grandes, que controlan las redes de contrabando. Los contrabandistas suelen tener vínculos con grupos delictivos transnacionales, cárteles de la droga y funcionarios corruptos”, destaca. 

Según estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), de octubre de 2020 a agosto de 2021, se registraron un millón 472 mil 655 detenciones de migrantes, en su frontera con México, lo que representa un aumento del 325 por ciento respecto a las 345 mil 880 detenciones realizadas durante el mismo período del año fiscal 2020. 

En el sector El Paso se han registrado 176 mil 102 detenciones, 278.7 por ciento más que las 46 mil 496 aprehensiones realizadas en el mismo lapso del año fiscal anterior.

En el estado de Chihuahua, esta semana fue denunciada la privación de la libertad de siete migrantes en Coyame del Sotol, aunque según los testimonios el grupo de las víctimas sumaban al menos 13 personas, quienes buscaban llegar a Estados Unidos, a través de Ojinaga.

Y en Ciudad Juárez, de abril a la fecha las autoridades han detectado a más de mil migrantes encerrados en más de 20 casas de seguridad, algunos de ellos secuestrados o extorsionados, con la exigencia de un doble pago para poder cruzarlos la frontera. 

close
search