Juárez

Incendio en la Ampliación Felipe Ángeles

Pierden 2 familias todo lo que tenían

Arden viviendas de madrugada y apenas alcanzaron a salir para pedir ayuda a vecinos

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 10 enero 2022 | 12:31

Staff / El Diario de Juárez | El fuego acabó con ahorros, ropa, muebles y una television Staff / El Diario de Juárez | Una mujer con un menor en brazos observa las cenizas de lo que fue su casa

Ciudad Juárez— Descalzos y sin ninguna pertenencia, dos familias lograron salvar su vida la madrugada de ayer luego de que el fuego consumió sus viviendas en la colonia Ampliación Felipe Ángeles, y ahora piden el apoyo de la comunidad. 

Sus documentos personales, ahorros, ropa, zapatos y todos los muebles de ambas familias quedaron hechos cenizas en el incendio, provocado por un aparente corto circuito en las calles Potrillos y Potrancas, por lo que tres adultos, dos niños y un adolescente con discapacidad necesitan de la ayuda de los juarenses.

A las 2:20 de la mañana, “yo me di cuenta porque sentí un olor a plástico quemado, y vi que las conexiones estaban echando lumbre y luego el fuego agarró al calentón, que estaba apagado. Me levanté con los niños y le avisé a mi vecino, si no, se hubieran muerto”, narró ayer Leticia Raymundo, de 24 años de edad. 

Leticia se encontraba en su casa sola con sus dos hijos, Edwin, de tres años, y Neymar, de seis, ya que su esposo se encuentra actualmente en Chiapas, de donde ambos son originarios; debido a que su celular se quedó dentro de la vivienda, hasta la tarde de ayer no le había podido avisar lo que ocurrió. 

“En un ratito me quedé sin nada”, lamentó quien llegó hace cinco años a Ciudad Juárez con el fin de lograr una vida mejor, y quien actualmente labora en la maquiladora Foxconn Santa Teresa, donde le acababan de pagar cinco mil pesos por su semana de trabajo, un bono y tiempos extras que había laborado para mandarle dinero a su mamá. 

“No saqué mi cartera, ya fui a ver si estaba el dinero, pero está todo hecho cenizas. No saqué mi bolsa, ni mi celular; salimos descalzos, en playera, pero ahorita una señora me dio un calzado y me dieron una chamarra, pero las dos familias perdimos todo: la cama, el refrigerador, la estufa, la televisión, todo”, narró Leticia. 

Dijo que al ver que el fuego consumía su casa, quiso tratar de apagarlo, pero uno de sus hijos corría atrás de ella, por lo que temió que le pasara algo a él y prefirió resguardarse con sus dos hijos.

“Ahorita no tengo credencial, ni acta de nacimiento, se quemaron las actas de mis niños. Mi niño está en el kínder y se me quemó el celular que usamos para sus clases. Su ropa, el calzado. Pero gracias a Dios salvamos la vida, sólo fue lo material”, agradeció la joven madre, quien a las 2:20 de la mañana llegó a pedir ayuda a la casa de una vecina, descalza y con sus dos hijos.

La otra familia es la del señor Raúl Morales, quien vive con su esposa y con su hijo discapacitado de 16 años de edad, que la madrugada de ayer se encontraba en la casa de un familiar, pero cuya silla de ruedas también se quemó.  

Las láminas de ambas viviendas y todas las pertenencias consumidas por el fuego fue todo lo que quedó para las familias, quienes pueden ser apoyadas en la calle Portillos número 8020 de la colonia Ampliación Felipe Ángeles. 

Para mayor información, puede comunicarse con la señora María Teresa Hernández al celular (656) 583-4873 o al celular (656) 467-7496, con el señor Raúl Morales. 

close
search