Juárez

Piden terminar con expulsiones bajo Título 42

Académicos buscan implementación de procedimientos para una migración segura y ordenada

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez / Albergue para menores migrantes no acompañados en esta ciudad

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 20 abril 2021 | 13:24

A través del posicionamiento “Migración y derechos humanos en la frontera México-Estados Unidos: Propuesta para la política y logística binacionales”, cerca de un centenar de académicos de ambos países pidieron al Gobierno de Joe Biden terminar con las expulsiones inmediatas bajo el Título 42 y ofrecer un programa similar al “Permanecer en México” de Donald Trump.

Especialistas en estudios de migración internacional destacaron además que el aumento de los menores no acompañados que cruzan la frontera es una respuesta al Título 42, por lo cual pidieron que ambas naciones tengan más diálogos y se coordinen en respuesta al aumento migratorio, así como que se incrementen las capacidades en los albergues de ambos países.

“Las autoridades de México y EU deben garantizar tanto el derecho al asilo como la implementación de procedimientos para una migración segura y ordenada. Esto permitirá reducir la movilidad de niñas, niños y adolescentes (NNA) no acompañados y disminuirá la probabilidad de una crisis de salud”, señala el posicionamiento firmado por 92 académicos. 

Lo que buscan es contribuir a la gestión y atención de flujos migratorios ordenados, en un marco de protección de las NNA no acompañados, de familias migrantes y de personas con necesidades de protección internacional, reduciendo los riesgos a la salud en el contexto de pandemia del Covid-19. 

“Aunque el aumento de la movilidad humana en la frontera México-Estados Unidos presenta retos importantes, tenemos la certeza de que se puede evitar una crisis humanitaria si se reducen las barreras logísticas para solicitantes de asilo, se coordinan las acciones públicas a ambos lados de la frontera y se garantiza el derecho al asilo”, destacaron.

Las políticas de detención y deportación masiva, así como las estrategias de disuasión, no sólo no contribuyen a disminuir los flujos migratorios, sino que generan riesgos graves para la salud y la integridad física de las personas migrantes, agregaron los expertos.

María Dolores París Pombo, de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), recordó que hace un año y un mes los dos gobiernos decidieron cerrar las fronteras para cruces no esenciales, y no se consideró esencial la solución de asilo político.

En el documento que buscarán hacer llegar a las autoridades, los firmantes  proponen cinco recomendaciones como marco de acción para evitar una crisis humanitaria en materia de movilidad humana en la región fronteriza México-Estados Unidos. 

La primera propuesta es terminar con las restricciones impuestas por el Título 42, “empezando con la no devolución de unidades familiares”. La mayoría de los NNA que viajaron con sus familias se encuentran todavía del lado mexicano de la frontera, por lo que “se debe garantizar que cada familia tenga derecho a solicitar asilo presentando una entrevista de temores fundados”. 

El final de las expulsiones por Título 42 reduciría necesidades de alojamiento y servicios para menores no acompañados en Estados Unidos al permitir que las familias viajen hasta su destino una vez liberadas, después de pasar la entrevista con oficiales de inmigración, argumenta la primera propuesta.

La segunda recomendación es establecer mecanismos permanentes de coordinación interinstitucional y entre autoridades de ambos países, ya que el intercambio de información permitirá planificar y administrar los espacios disponibles en los centros de atención y albergues tanto del lado mexicano como estadounidense. 

La tercera propuesta de los académicos es aumentar la capacidad de los centros de atención a migrantes y albergues en México y en Estados Unidos. 

“El funcionamiento de los espacios filtro y hoteles filtro en Juárez y en Tijuana ha demostrado que son lugares eficientes en el control de la pandemia antes de que las personas migrantes sean trasladadas a los albergues. Sin embargo, es importante incrementar la capacidad instalada tanto en el número de espacios filtro como en la aplicación de pruebas PCR y crear espacios similares en otros puntos de la frontera. Resulta fundamental y urgente la instalación de lugares dignos para niños, niñas y adolescentes no acompañados y familias migrantes”, señalaron. 

La cuarta recomendación al Gobierno de Biden es “recuperar la experiencia exitosa de la terminación de MPP”, con lo cual se refieren el programa impulsado por Donald Trump “Quédate en México” o “Permanecer en México”, de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en ingles), a través del cual los extranjeros cruzaban la frontera, en el caso de Ciudad Juárez bajo una lista de registro, y luego de ser procesados en Estados Unidos, eran retornados con una cita ante la Corte de Inmigración de El Paso.

Más de 71 mil personas fueron retornadas a las fronteras mexicanas para que esperaran en este país su proceso de asilo político en Estados Unidos, cerca de 22 mil de ellas a Ciudad Juárez, de las cuales la mayoría decidió regresar a sus lugares de origen debido a que cada audiencia les era agendada después de meses o porque eran citados hasta a seis audiencias. 

Al comenzar su administración, Biden terminó con el MPP y desde febrero le ha permitido el ingreso paulatino a más de 7 mil migrantes con casos activos en las Cortes, por las distintas fronteras.

Para los académicos “la readmisión de las personas bajo MPP ha sido un proceso eficiente y seguro”, por lo que pidieron terminar con el Título 42 y recuperar el MPP.

“Al llegar a las instalaciones en México, pasan una prueba para detectar posibles casos de Covid-19 y rellenan sus formatos. Posteriormente, son trasladados a Estados Unidos y reciben atención en albergues locales donde hacen arreglos para llegar a su destino final. Esto ha permitido que no estén por períodos prolongados en detención, que no se genere un cuello de botella en el procesamiento de los casos y que disminuya el riesgo de contagio. Si las personas pueden iniciar sus solicitudes de asilo en México bajo un esquema similar, esto permitiría eliminar los requerimientos de detención de familias y de personas susceptibles de protección internacional”, refirieron. 

Y como quinto punto propusieron que las autoridades mexicanas deben garantizar que ningún NNA (acompañado o no) sea detenido en las estaciones migratorias, ya que las condiciones actuales de hacinamiento en los lugares de detención ponen en grave riesgo la salud de los procesados y no permiten la detección de personas con necesidades de protección internacional. 

hmartinez@redaccion.diario.com.mx