Juárez

Piden no desaparecer Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación

Esto, en el marco de la XVI marcha de las Diversidades Afectivo Sexuales de Ciudad Juárez 2020

Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez
Fernando Méndez / El Diario de Juárez

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

sábado, 20 junio 2020 | 19:59

Ciudad Juárez— En el marco de la XVI marcha de las Diversidades Afectivo Sexuales de Ciudad Juárez 2020, celebrada este sábado en la tarde, la comunidad LGBTTTIQ emitió un pronunciamiento en el cual reiteran su exigencia de respeto a sus derechos humanos, en su casas y en el trabajo, además de que le exigen al gobierno federal no desaparecer el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, sino fortalecerlo.

A diferencia de los eventos organizados en años anteriores, en esta ocasión se organizó una caravana con vehículos y solo unas cuantas personas, quienes partieron del Parque Borunda, por la avenida 16 de Septiembre hasta el monumento a Benito Juárez, en donde los miembros de esta corriente dieron a conocer su pronunciamiento en relación a los festejos del 2020.

Antes de la marcha que inicio a las 6:00 de la tarde, tuvieron una serie de pláticas de manera virtual, desde la biblioteca de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Este año hacemos la marcha sin espectadores presenciales, solo virtuales y los organizadores del festejo, con la finalidad de respetar las recomendaciones del sistema de salud, priorizando la seguridad de todos, así como la prevención de nuevos casos de Covid-19 en la localidad, dijo Ignacio Díaz, del Comité organizador de la Marcha de las Diversidades Afectivo Sexuales de Ciudad Juárez.

Destacó que las actividades se desarrollaron bajo el lema de orgullo y resistencia, evento con el cual los miembros de la comunidad LGBTT conmemoraron su orgullo de ser personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgénero, transexuales, intersexuales, queer y de otras orientaciones sexualmente diversas.

Díaz dio a conocer el pronunciamiento, en el cual este grupo de la población señala que ante el panorama actual de salud, provocado por el Covid-19, se ven en la necesidad de levantar la voz de una forma atípica, por eso marcharon desde los corazones, desde sus casas para prevenir nuevos contagios por coronavirus.

“Marchamos desde todas las latitudes que hoy se acercan gracias a las herramientas digitales y para no olvidar que la lucha sigue hasta el pleno acceso a todos los derechos”, expresan en el escrito divulgado luego de la caravana.

“Sin duda, esta pandemia ha atravesado a nuestra población LGBTTTIQ, el quédate en casa no ha sido una consigna igual para todas las personas, existen jóvenes y adolescentes que han sido violentados dentro de sus viviendas por su orientación o identidad sexual, resultando el confinamiento no un refugio sino una batalla campal”, afirman en el pronunciamiento.

De igual forma, se manifestaron a favor de las protestas que exigen justicia ante los crímenes de odio y expresaron su solidaridad con las luchas raciales, de género, de infancias y juventudes, migrantes, étnicas y obreras.

Asimismo, tras reconocer avances en algunos derechos como el matrimonio igualitario y la identidad de género, exigieron a los tres órdenes de gobierno la incorporación de la agenda LGBTTTIQ en las políticas públicas.

“Exigimos justicia ante los crímenes de Odio y discriminación que afectan en su mayoría a nuestras compañeras transgénero, transexuales y travestis, así como a lesbianas, homosexuales que no cumplen con la heteronormatividad requerida por algunos grupos anti derechos humanos”, indicaron. 

En el pronunciamiento exhortaron al gobierno federal a no desaparecer la figura del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, sino fortalecerlo en su autonomía y con mayor presupuesto para atender a las personas más vulneradas socialmente.

Hicieron también un llamado a las familias Juarenses a que no rechacen a sus hijos, que no confíen en juicios de odio y exclusión, que se tomen un tiempo para escucharles y educarse.

No conviertan y permitan que sus hogares sea el primer lugar de rechazo, odio y violencia a jóvenes LGBT, familias de Juárez sean amorosas con sus hijas e hijos, generen principios básicos éticos de amor y respeto hacia todas las personas, señalaron.