Piden juicio justo

Ejemplar la sanción si es hallado culpable: organismos

Pavel Juárez
El Diario de Juárez
lunes, 11 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Asociaciones y activistas civiles de la ciudad pidieron un juicio justo y, de ser hallado culpable, sanciones ejemplares en el caso del sacerdote Aristeo Baca Baca, detenido el sábado en cumplimiento de una orden de aprehensión por la presunta violación agravada en contra de una menor de edad.

“Lo que pedimos es que sea un caso ejemplar en donde se puedan evidenciar los derechos de los niños y las niñas y en sí todo el derecho procesal”, dijo Lydia Cordero Cabrera, directora de la organización civil Casa Amiga.


Pide Derechos Humanos privilegiar la presunción de inocencia

Estimó que el caso del párroco podría ayudar a que otros menores de edad se atrevan a denunciar abusos, “sabemos que puede haber muchos casos ocultos y sabemos que se trata de un delito que puede tener un gran número de casos que se mantienen en silencio”.

“Los niños no tienen la capacidad de digerir lo que vivieron  y las personas que generalmente son las agresoras están cerca al círculo de confianza, por lo que es importante conocer el entorno donde los menores se desenvuelven y los lugares que frecuentan”, recomendó Cordero Cabrera.

Catalina Castillo, responsable de la Red por la Infancia, dijo a su vez que “los adultos necesitamos ser muy críticos, tenemos que proteger al menor involucrado y al debido proceso legal, si realmente se comprueba el delito, que se pague. El Estado deberá poner acciones ejemplares en ese sentido”, opinó.

En tanto, el visitador de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Adolfo Castro Jiménez, resaltó la presunción de inocencia del párroco y el respeto que deberá llevar todo el proceso legal para un juicio justo. 

“Los padres deben tener mucho cuidado en ver dónde dejan a sus hijos. El caso es un hecho reprobable, pero son los padres quienes deben estar más pendientes de sus hijos”, agregó el funcionario. 

La activista social Imelda Marrufo Nava comentó que el caso es delicado debido a que la Fiscalía tendrá que descargar todos los elementos de prueba que refiere la presunta víctima y resaltó la importancia del apoyo psicológico que la menor pueda recibir durante el proceso legal.

“Requiere de todo el apoyo psicológico y emocional”, señaló y adelantó que la menor de edad recibió apoyo por parte de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y de una organización social.

Marrufo Nava alertó que “hay que estar pendiente de cómo se desarrolla el caso y reprochar cualquier situación que vaya encaminada a descalificar a la menor con tal de defender a una de las partes, el proceso deberá ser manejado con respeto”, dijo.

El sacerdote fue detenido la mañana del sábado cuando se encontraba en las instalaciones de la parroquia Santa María ubicada en la colonia del mismo nombre y, por la tarde, se llevó a cabo la audiencia inicial para formular los cargos por violación agravada y abuso sexual. 

La jueza de control que lleva el caso, Raquel Carlos, fijó una segunda audiencia para vinculación a proceso del sacerdote Aristeo Baca para el próximo 14 de febrero y se le impuso la prisión preventiva en el Centro de Reinserción Social debido a la naturaleza del delito. (Pavel Juárez / El Diario)