Juárez

Piden fieles orar por el 'Padre Beto'

Católicos dieron a conocer que se encuentra enfermo de un padecimiento crónico

Tomada de Internet
Tomada de Facebook

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

sábado, 22 agosto 2020 | 06:00

A través de las redes sociales, fieles católicos dieron a conocer que el sacerdote Roberto Luna Valenzuela se encuentra enfermo de un padecimiento crónico, y pidieron a todos unirse en oración por la salud del presbítero.

A través del Facebook, ayer se dio a conocer que el “Padre Beto”  se encuentra hospitalizado, y aunque no se precisa de que enfermedad, se comentó que tiene un padecimiento crónico, pero no es nada de Covid-19 o alguna otra enfermedad contagiosa.

El sacerdote Roberto Luna es originario de esta frontera, nació el 6 de diciembre de 1971 y aquí fue su formación como evangelizador en el Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, en donde se ordenó el 29 de mayo de 1997.

Actualmente es el párroco de Corpus Christi, parroquia situada en la colonia Héroes de la Revolución, además de participar en otras actividades de la Diócesis.

El “Padre Beto” cobró fama a nivel nacional, luego de que en el 2017 participó en la competencia culinaria de Master Chef México, en donde tuvo una participación como finalista el 27 de agosto de ese año, de acuerdo a los archivos periodísticos.

En ese año, la comunidad católica de Ciudad Juárez recibió la noticia de que uno de sus sacerdotes participaría en una eliminatoria del programa televisivo Master Chef México, se trataba del sacerdote Roberto Luna.

El padre Roberto Luna fue uno de los 54 participantes de ese reality show, competencia a la que entró luego de cocinar una sopa de coditos con un jugo de tomate y atún. Según su receta, el atún en lata se puede hacer con atún ahumado, entonces se hace el jugo de tomate, se combinan, se sazona, y se hace una sopa de codito.

Para tomar parte en Master Chef México, dijo entonces que una familia de la parroquia le comunicó que iban a hacer las audiciones de ese programa en el Instituto de Alta Cocina, entonces los miembros de esa familia lo animaron a participar.

Había un sitio, un correo electrónico y buscaron ahí cita para la audición y sí llegaron con esa cita para recibirlo en diciembre, en la segunda mitad de ese mes a las 2:00 de la tarde; luego participó con el platillo de sopa de codito, comentó el padre.

El “Padre Beto” explicó que cocinar le gustó desde que era chico, cuando veía a su papá cocinando, descubrió que la cocina también es para hombres y se animó. También veía a su mamá cocinar, pero le llamó la atención y empezó a cocinar.