Juárez

Piden evitar pasar por obras en horas ‘pico’

Fronterizos modifican sus hábitos y costumbres para contrarrestar los efectos del tráfico; algunos hasta desayunan en el carro

Omar Morales

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez

jueves, 20 febrero 2020 | 06:00

Los largos tiempos de espera para transitar por la ciudad, a causa de la construcción de las diversas obras que se realizan, están generando en el ciudadano sentimientos de frustración que generan expresiones de ira o ansiedad. 

Sergio Almaraz, director de Seguridad Vial, dijo que lo ideal es que los conductores eviten transitar por las vialidades impactadas en las “horas pico”.

Al estrés por la lenta circulación vial en horas pico, se suman las largas filas que realizan aquellos ciudadanos que a diario van a El Paso y regresan a Juárez; son miles las personas que después de hacer fila en los puentes fronterizos, atraviesan por vialidades saturadas para llegar a sus hogares.

“Paso dos horas y media en las calles para llegar a mi casa o a mi trabajo”, se queja Miguel García, residente del fraccionamiento Colonial del Valle y quien ha buscado diversas rutas alternas para llegar a su salón de clases en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración. 

La avenida Manuel Gómez Morín es una de sus saturadas opciones viales, por lo que después de varios retardos, ha optado por buscar alojamiento con sus abuelos o tíos, particularmente cuando tiene que presentar algún examen.

El sicólogo Óscar Esparza, catedrático de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), expuso que las personas que se están enfrentando a este caos se frustran por varias razones como la expectativa del tiempo, lo que causa el estrés, así como enfrentarse al abuso de otros conductores que se meten a las filas.  

Los juarenses han optado por modificar sus hábitos y costumbres para contrarrestar los efectos negativos del denso tráfico vial. 

Marco Rocha confió que ahora se despierta desde las 05:30 horas para llegar a las 8:00 de la mañana a su trabajo y ya compró un termo y una lonchera para desayunar en el auto mientras avanza lentamente. “Ahora desayuno en el auto”, dijo.

Bertha, también residente de uno de los fraccionamientos ubicados en la avenida Valle del Sol, compartió que ha optado por quedarse en su oficina más tiempo o entrar a algunos centros comerciales para perder tiempo y así evitar la llamada “hora pico”. 

Las consecuencias de esto, explicó es que llega hasta las 8:00 de la noche a su casa con un nivel de estrés menor, pero sin compartir tiempo de calidad con su familia.

“Llego tan agotada que sólo tengo fuerzas para irme a la cama a dormir. Es horrible lo que está causando este caos vial”, expuso la madre de familia, que dijo estar de acuerdo con la modernización de las vialidades.

“Pero el costo que estamos pagando los ciudadanos es muy elevado y merma completamente nuestra calidad de vida. Estamos pasando más tiempo en el auto que en la casa”, reclamó. 

Se estima que más de 194 mil guiadores diariamente resultan afectados a causa de la lentitud del tráfico vial, por lo que ayer autoridades estatales y municipales recurrieron al exhorto para que los guiadores tengan paciencia, pues estas obras serán concluidas en el lapso de ocho meses y será hasta el 2021 cuando estén operando al cien por ciento de su capacidad todas las vías.

“Sí genera molestias, pero al final es un gran apoyo para la ciudad”, dijo Roberto Barraza, titular de Obras Públicas en la frontera.

Sergio Almaraz, director de Seguridad Vial, dijo que cuentan con 35 elementos apoyando el tráfico vehicular y expusieron que lo ideal es que los conductores eviten transitar por las vialidades impactadas en las “horas pico”.

Mario Dena, representante del gobernador del Estado en Ciudad Juárez, refirió que el ciudadano debe de valorar la inversión que se realiza a favor de la comunidad.

Sin embargo, dentro del proyecto de movilidad urbana las autoridades estatales omitieron elaborar un plan integral para evitar un impacto negativo en la salud mental de los conductores, ya afectados por la violencia e impunidad que prevalece. 

De no actuar, los ciudadanos que llegan estresados a sus hogares pueden reaccionar de manera violenta y generar otros conflictos como la violencia intrafamiliar, que ya ocupa lugares altos en la comisión de delitos en esta frontera.

Durante el fin de semana, que muchas personas no trabajan optan por permanecer en sus hogares para no transitar por las calles y salir solo lo indispensable. En estos casos un impacto negativo es la falta de espacios culturares o de entretenimiento para la familia. 

“Es necesario invertir para llevar arte y cultura a las zonas habitaciones; es primordial para los habitantes de la ciudad, porque cuando son días libres no hay opciones de qué hacer”, consideró el sicólogo que emitió varias recomendaciones.

Recomendaciones

• Levantarse más temprano y trazar un plan de ruta.

• Tratar de relajarse y hacerse a la idea de que se va a perder tiempo para que no genere una expectativa que no se va a cumplir y eso le provoque frustración.

• Sea tolerante con los malos conductores, si otros quieren romper las normas de vialidad, que lo hagan ellos, usted no; sea amable y cortés al manejar.

• Haga cosas que no distraigan su atención al conducir como escuchar música relajante, podcast o audiolibros.

• Si utiliza el ‘manos libres’ llame por teléfono a un amigo o familiar lejano, el reencuentro puede traer alegría en un momento crítico.

Fuente: Óscar Esparza, psicólogo.