PUBLICIDAD

Juárez

Pide sacerdote ver a México como opción para quedarse

El director de la Casa del Migrante exhorta a empresarios a dar trabajo a venezolanos mientras esperan para cruzar a EU

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

viernes, 11 noviembre 2022 | 06:00

Manuel Sáenz / El Diario de Juárez | Dos hombres cocinan al exterior de su casa de campaña

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— El clima, la violencia y la inseguridad representan un riesgo para los aproximadamente mil migrantes venezolanos que acampan en el bordo del río Bravo, lamentó el sacerdote Francisco Javier Calvillo, director de la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, quien les pidió ver a México como una opción para establecerse y trabajar mientras logran una oportunidad en Estados Unidos. 

“La luz que puede guiar y que puede decir qué es lo que hay es solamente lo jurídico, la presión no funciona en ningún país y menos en Estados Unidos”, dijo el sacerdote derechohumanista, a un mes del nuevo programa de Estados Unidos que les impide la entrada a través de las fronteras mexicanas. 

PUBLICIDAD

Después de recibir a miles de venezolanos sin la aplicación del Título 42, a través de la cual los migrantes son expulsados con el argumento de que representan un “grave riesgo” para la propagación del Covid-19 entre su población, el 12 de octubre el secretario de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro N. Mayorkas, informó que Estados Unidos aceptará a 24 mil venezolanos, pero sólo será vía aérea y tras un registro previo.

La medida establece que para poder ser recibidos deben contar un patrocinador económico que sea residente o ciudadano estadounidense, que tengan pasaporte de su país, que hayan entrado a México antes del 12 de octubre y que no hayan ingresado de manera irregular a Estados Unidos en los últimos cinco años, por lo que quienes ingresan por las fronteras mexicanas son devueltos. 

Tras un acuerdo con México, del 12 de octubre al 4 de noviembre el Sector El Paso expulsó a Ciudad Juárez a cerca de 2 mil 200 venezolanos, incluidos menores de edad acompañados de sus padres.

Cientos de ellos continúan varados en esta frontera, mientras que cientos más han arribado desde el sur del país con el objetivo de poder ingresar a Estados Unidos, pero al darse cuenta de que pueden ser devueltos por esta u otra ciudad, muchos han decidido sumarse al campamento. 

Sólo 250 acuden a refugios

Aunque autoridades mexicanas de los tres niveles de Gobierno les han ofrecido albergue, aproximadamente 250 de ellos se encuentran en refugios, mientras que la gran mayoría busca presionar al Gobierno de Joe Biden al mantenerse frente a su país. 

Para José Tovar, de 38 años, originario de Caracas, regresar a Venezuela no es una opción porque para poder hacer el viaje junto a su esposa, tuvo que vender su casa y su moto, y permanecer en el campamento es su esperanza de ser visibles para pedir un corredor humanitario para quienes ya se encuentran en México, explicó. 

“Si regresamos ya nada más vamos a ver la casa por fuera, ya no vamos a poder entrar… por eso planeamos quedarnos aquí hasta que sea la voluntad de Dios o que a ellos se les afloje el corazón y nos puedan dar permiso, que pongan un corredor humanitario”, comentó quien el 9 de septiembre dejó en su país a sus dos hijos menores de edad para ir a Estados Unidos, en donde ya tiene cuatro ofertas de trabajo. 

Dijo que la mayoría de los venezolanos que se encuentran varados en esta frontera no pueden ingresar al registro de Estados Unidos porque no cuentan con un pasaporte venezolano, mientras que otros no tienen un patrocinador económico. 

‘No pueden presionar así’

“Con el gobernador de Texas (Gregory Abbott) va a estar muy complicado ya en el estado, sería interesante que más venezolanos quisieran retirarse del río. No se puede presionar para que se te pueda abrir, todo tiene que hacerse en paz, en diálogo. Ellos deberían de escoger un líder para entrar en diálogo con las autoridades, con las organizaciones. Y creo que tendrían que voltear a ver las opciones que tienen e incorporarse en la comunidad mientras tanto”, externó el director de la Casa del Migrante. 

Ante la llegada del frío y la inseguridad que se vive en la ciudad, el sacerdote dijo que una opción es que las autoridades reúnan a empresarios locales que les den opciones de trabajo a los venezolanos, ya que aunque cientos cuentan con un permiso para vivir en México por 180 días y con una Clave Única de Registro de Población Extranjera (CURP), no cuentan aún con el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). 

“Lo medular es lo jurídico… yo aconsejo que busquen la opción de quedarse en México, empezar a regularizarse. (En el río) no va a haber opción, esto es un engaño, no va a ser posible, no puede presionar así”, apuntó al referirse principalmente a las familias con menores de edad. 

Eric Cohan, cónsul general de Estados Unidos en Ciudad Juárez, envió también mensaje para los nacionales venezolanos: el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado una manera legal y simplificada para entrar a Estados Unidos, este proceso se puede consultar en www.uscis.gov /venezuela. 

“No se dejen engañar, no confíen en traficantes, ni ‘coyotes’, si intentan ingresar a los Estados Unidos de forma irregular serán enviados de nuevo a México y no podrán participar en este nuevo proceso migratorio. Les informo que el Gobierno de Estados Unidos trabaja de cerca con las autoridades en los tres niveles de Gobierno en México, quienes han compartido opciones para quienes desean quedarse en México o quienes desean regresar a su país”, dijo el funcionario estadounidense. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search