Pide líder transportista detener construcción de puente

Edificación deja fuera de circulación a las unidades de carga, dice Manuel Sotelo

Javier Olmos
El Diario de Juárez
domingo, 11 agosto 2019 | 06:00
Omar Morales / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— El líder del sector transportista de la ciudad, Manuel Sotelo, llamó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno del Estado a impedir la construcción de un puente elevado en la avenida De las Torres que deja fuera de circulación a este tipo de unidades de carga internacional. 

“No sólo (afectaría) a los transportistas, sino también a la industria y al comercio”, dijo Sotelo, presidente de la Asociación de Transportistas y también integrante del Comité Técnico del Fideicomiso de Puentes Fronterizos, de donde saldrá la mayor parte del recurso para estas obras.

Sotelo agregó que, además, los siete puentes previstos en el paquete de obras de esta dependencia a construirse en la avenida De las Torres tienen las mismas características físicas que impedirán el tráfico de los tractocamiones. 

Esa estructura costará alrededor de 95 millones de pesos, lo mismo que se calculaba de inversión en la propuesta descartada.

“Ya no la vamos a poder cambiar y el día de mañana que tengamos autobuses de pasajeros de dos carriles como hay ahorita en la Ciudad de México no van a poder pasar por ahí, cuando nos regalen una bombera no va a poder pasar por ahí, cuando realmente se quiera que pase el transporte de carga no se va a poder porque esa obra es irreversible”, señaló.

Un documento elaborado por la Subsecretaría de Obras Públicas del Gobierno estatal admite que el puente elevado que se aprobó construir en esa arteria, ubicada en una de las principales zonas industriales de la ciudad, incumple con los lineamientos de la SCT al no contar una altura mínima de 5.5 metros.

“Es una zona industrial, es la vialidad más ancha que tenemos en la ciudad”, dijo Sotelo.

El proyecto a ejecutar comprende la construcción de un puente elevado con dos carriles en cada sentido, una altura de cuatro metros, lo que deja fuera no sólo al transporte de carga, sino también a vehículos de emergencia y al transporte público.

La propuesta descartada contemplaba un paso deprimido de cuatro carriles en cada sentido. “Sólo quieren beneficiar a los carros en un plan a corto plazo, pero no están pensando en una obra para una avenida que puede durar 50 años”, agregó.

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, Gustavo Elizondo, dijo que se cambió el proyecto debido a que la obra inducida es complicada, debido a que en ese cruce hay colectores de aguas residuales y tubería de Pemex.

“¿Y los estudios que hicieron? Ni estudios hay”, subrayó el líder empresarial, quien además acusó que se están comprometiendo recursos del fideicomiso que contrató un préstamo para esas obras que se va a pagar durante 20 años, “y luego para que lo hagan mal”, agregó.

El mismo análisis que hizo la dependencia indica que de ejecutarse esa construcción, “en caso de que el programa no cumpla con las expectativas esperadas (no existe un estudio previo para avalar sus resultados) es imposible la modificación de la obra construida, es totalmente irreversible”.

También agrega los resultados de un diagnóstico que muestra altos índices de vehículos de carga articulados circulando por Ciudad Juárez (un 33% del total de vehículos), lo cual es atribuible en gran parte al millón 200 mil cruces fronterizos anuales realizados por los vehículos de carga en la mancha”, se lee en el mismo análisis, sin embargo, estos datos no pesaron en las decisiones, anotó.


[email protected]