Juárez

Pega Covid a finanzas de templos

La situación no es tan grave como para cerrar templos, informó el sacerdote Hesiquio Trevizo Bencomo

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

lunes, 29 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La Iglesia Católica tiene problemas financieros derivados de la contingencia de salud por el Covid-19, pero la situación no es tan grave como para cerrar templos, informó el sacerdote Hesiquio Trevizo Bencomo, vocero de la Diócesis Católica de Ciudad Juárez.

Hay una situación económica difícil que existe en lo general, la tiene la Diócesis y las parroquias, pero es una crisis que se da en todos los estratos de la sociedad y la Iglesia Católica es parte de este mundo y como tal enfrenta los mismos problemas, dijo el prelado.

Al no efectuarse las celebraciones eucarísticas, los feligreses no acuden a los templos y no hay las aportaciones que se daban, pero sí hay personas que apoyan económicamente en las parroquias, lo hacen a título personal, no de alguna organización, comentó.

De acuerdo con informes de la Diócesis, en Ciudad Juárez hay 77 parroquias distribuidas en distintos sectores, incluyendo los poblados del Valle de Juárez.

“Lo que más nos duele ante esta situación como parte de la Iglesia –dijo el padre Trevizo Bencomo– es no celebrar los sacramentos en forma presencial, con los feligreses en cada uno de los templos, que para nosotros es lo importante”.

Y es que, en seguimiento a las normas sanitarias establecidas por la Secretaría de Salud, con el fin de prevenir contagios de Covid-19, los templos se mantienen cerrados desde hace tres meses, pero las ceremonias litúrgicas se siguen realizando a través de las redes sociales y en programas de radio y televisión.

El vocero de la Diócesis Católica de Ciudad Juárez dijo que la situación económica es más difícil para las parroquias que tienen menos recursos, como las que se encuentran en colonias de la periferia, ya que son menos los apoyos que reciben de la feligresía.

En cambio, comentó, hay parroquias que están en mejores condiciones, reciben la ayuda y cuentan con librería, lo que les permite hacerse de algo de recursos para cubrir los gastos de servicios y otros que se tienen en los templos y en la misma Diócesis.

El presbítero dijo que como ocurre en una empresa, en una casa o una organización civil, en la Iglesia Católica se tienen gastos y para cubrirlos se requiere del apoyo de la comunidad, pero cuando ocurre una crisis económica también le afecta, como afecta al resto de la sociedad.

Esperamos que la situación mejore en la cuestión de salud para la comunidad y con ello también la economía, este mes es decisivo para que todo cambie por el bien de la población, y aunque dentro de todo Ciudad Juárez no esta tan mal como otras ciudades, ojalá no haya más quebranto y podamos salir adelante, expresó.