Juárez

Pega coronavirus a 10 familias de migrantes

Se trata de al menos 30 personas retornadas por Estados Unidos bajo el programa ‘Quédate en México’

David Peinado / Xinhua

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 25 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Al menos 10 familias migrantes de Honduras, Guatemala, Nicaragua y Venezuela retornadas de Estados Unidos bajo el programa “Quédate en México” han padecido el nuevo coronavirus (Covid-19) fuera de los albergues de Ciudad Juárez.

Se trata de aproximadamente 30 personas migrantes las que han sido confirmadas con el virus, pero ninguna ha requerido hospitalización, debido a que sólo han padecido síntomas menores, destacó Cristina Coronado, integrante de Movilidad Humana diocesana, la cual es parte de una red de soporte binacional formada para el apoyo de los migrantes que viven en casas de renta en esta frontera.

A estas familias se les suman los 29 migrantes que han dado positivo dentro de un espacio de acogida, 12 de ellos en el Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario, todos ya recuperados, y 17 más que hasta ayer eran atendidos en el “hotel filtro” para migrantes, instalado dentro del hotel Flamingo.

“Tuvimos cuarentenas en casas. Gracias a Dios que hemos podido canalizarlos adecuadamente, sí hubo respuesta del Sector Salud directamente. Y por algo extraño, yo creo que es un milagro, no hubo más contagios. Los migrantes es otra consistencia personal, vienen ellos muy fuertes y no han agravado”, destacó Coronado.

La activista subrayó que pese al estrés y todo lo que han vivido durante el último año, no se tuvieron casos graves. 

Recordó que a la primera familia le dijeron “quédense ahí, vamos a llevar alimento para ustedes durante todo un mes o lo que el doctor les autorice, y después vamos a ver cómo les resolvemos la renta. Y de repente creció y creció”, hasta sumar al menos 10 casos.

El primer caso registrado fue dado a conocer por el doctor Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico en la Zona Norte de Chihuahua. Se trató de una mujer de 31 años, originaria de Honduras, quien vivía con su hija y con 26 migrantes más en una casa de renta. Sin embargo, no contagió a nadie más.

“Nosotros teníamos pavor, el primer caso fue los primeros días de abril o los últimos días de marzo, era cuando no sabíamos nada. Y la verdad teníamos mucho miedo de que ella fuera a agravarse”, recordó la activista.

“En ese caso nosotros lo que hicimos fue que llevamos comida, y nos hicimos cargo nosotros como red, como grupo, de que no salieran para ninguna parte, que estuvieran ahí con la comida, con todo lo adecuado y la vigilancia médica con ellos. Y la gente –migrante– actúo muy bien, muy coordinados para que todo saliera bien. Y no hubo ningún contagio más en esa casa. Fue increíble porque nos enseñó mucho”, relató.

El resto de las familias ha sido apoyado de manera similar, primero con la ayuda para que el Sector Salud les tome la muestra y en caso de ser positivos les llevan comida y les pagan la renta, además de monitorear su estado de salud.

“Hubo una mamá con su niña y la niña también fue positiva, pero nunca tuvo ningún síntoma. Una nada más perdió el olfato y el gusto; la más mala fue la primera, pero no contagió a su niña. Otro señor de Venezuela con síntomas muy leves, pero sólo él (de su familia)”, informó.

Aunque todos los días se saben cosas nuevas sobre el virus, ellos han aprendido más sobre él y cómo actuar de la mejor manera para contenerlo entre la población migrante y la comunidad juarense.

“Hemos ido conociendo más el virus. Y sabemos más del cuidado. Al principio fue difícil para nosotros decir ‘nos quedamos afuera –de los albergues– trabajando’, y comenzamos a llevar despensas a las casas de la gente”, confesó quien desde hace meses ofrece asesoría legal a los migrantes en las oficinas de catedral.

Coronado pertenece a una red binacional de apoyo a migrantes, en la que se encuentran las Diócesis de Juárez y El Paso, la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, Casa Anunciación de El Paso, la organización de abogados Catholic Legal Immigration Network (Clinic), los Padres Columbanos de El Paso, las hermanas de la congregación El Verbo Encarnado y otras agrupaciones paseñas dedicadas a ayudar con despensas y apoyo en casas de acogida y vivienda de renta a los migrantes.

En dicho trabajo, durante la pandemia ha encontrado a 10 familias positivas a Covid-19, lo cual se ha descubierto luego de las pruebas realizadas por la Secretaria de Salud.

Actualmente se han apoyado con despensas a 150 familias de migrantes que se quedaron sin empleo debido a la pandemia y a 15 en casas de acogida.

Ayer se solicitó a las autoridades de Salud la cifra de migrantes que han dado positivo a Covid-19 fuera de los albergues de esta frontera, sin embargo, debido a que sólo se da respuesta a dos preguntas por medio de comunicación al día no se dio respuesta a la pregunta.

Para más información sobre apoyos a migrantes puede comunicarse al teléfono (656) 687-0676 a la Casa del Migrante de Ciudad Juárez.