Juárez

Pasos deprimidos son para hot wheels, critican

Estos pasos se están financiando con recursos del Fideicomiso de Puentes Fronterizos

Omar Morales / El Diario de Juárez

Javier Olmos
El Diario de Juárez

miércoles, 07 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— A los puentes “enanos” y a los puentes “chuecos” que está construyendo el Gobierno del Estado, se agregan los pasos deprimidos para “hot wheels”.

Así han sido nombrados en redes sociales los pasos a desnivel que la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas edifica como parte del corredor multimodal en la avenida De las Torres, mientras que expertos en obra pública señalan las deficiencias con las que se están haciendo.

“Simplemente no cumplirán la función de tener una vía rápida; se harán cuellos de botella en cada paso a desnivel porque restringirán a la mitad la capacidad de transportación de flujo continuo”, advirtió el ingeniero civil y exsubsecretario de Obras Públicas, Andrés Carbajal Casas.

Estos pasos se están financiando con recursos del Fideicomiso de Puentes Fronterizos y serán seis ubicados sobre la avenida Francisco Villarreal Torres en los cruces con Las Aldabas y Ejército Nacional, así como avenida De las Torres en sus cruces con Sorgo, Santiago Troncoso, Mitla y Ramón Rayón. En total, la bolsa de inversión asciende a 638.9 millones de pesos, de acuerdo con información oficial.

El de Las Aldabas, que ya está listo y, que según Gustavo Elizondo, titular de la SCOP, sólo le falta la energía eléctrica, cuenta con dos carriles reducidos para cada sentido.

Pero es similar al que avanza sobre la calle Sorgo ya en la avenida De Las Torres. Aquí, cuando la arteria cuenta con cuatro carriles, al llegar a la estructura estos se reducirán al paso de sólo dos vehículos. Y así sucederá en el caso de los pasos a desnivel de Sorgo, Troncoso, Mitla y Ramón Rayón.

Hay que mencionar que, de acuerdo con el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), por esa avenida circulan diariamente más de 67 mil 413 vehículos.

Carbajal Casas señaló que las propuestas conceptuales para construir estos pasos a desnivel obedecen a las necesidades modernas del siglo XXI y estos tienen criterios de 1960, no de 2021.

“Traen un rezago esas obras en tecnología de 60 años como mínimo, son puentes hechos para el pasado”, dijo, y refirió que, “con toda sinceridad, primero, que tenían una cantidad pensada en inversión y quisieron abarcar todo”.

“Le pusieron una cobija de cama individual a una cama de tamaño ‘king size’, no tenían suficiente dinero y quisieron hacer todos los puentes, entonces a cada puente le quitaron algo”, apuntó. “Y construyeron puentes para la mitad de la calle y no para la totalidad de la calle”.

‘Lo barato sale caro’

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Jorge Espinoza, también intervino en el tema, y señaló que “lo barato sale caro”.

“Si vamos a hacer algo hay que hacerlo bien, con las dimensiones adecuadas”, subrayó. Apuntó que lo mínimo para un carril es contar con una dimensión de 4.5 metros, la utilizada, cuando se pueden hacer de hasta 5.10 o 5.20.

“Están usando reglamentaciones de la zona sur en la zona norte. Los tamaños de los automóviles en la ciudad de México son más pequeños, cuando aquí son de medianos a grandes”, refirió.

Por su parte, Carbajal dijo que la SCOP está usando “un criterio utilitarista del dinero, olvidando las cuestiones de planeación bajo la demagogia de rendirle más culto al peatón, al autobús, y rezagar el automóvil, como si realmente la situación fuera así”.

“Hay que aumentar el servicio de transporte, hay que aumentar las ventajas al peatón pero sin demerito del funcionamiento de la realidad actual, y la realidad actual es que en Juárez hay más de medio millón de vehículos que circulan por sus angustiadas calles”, afirmó.