Pasará más de 13 años en prisión por homicidio

El condenado reconoció su responsabilidad en un homicidio ocurrido en enero del 2013

Staff
El Diario de Juárez
miércoles, 10 abril 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Un presunto sicario del grupo delictivo “La Línea” ayer fue sentenciado a 13 años y cuatro meses de cárcel y a pagar de forma solidaria 334 mil 850 pesos como reparación del daño, tras haber reconocido su responsabilidad en un homicidio ocurrido en enero del 2013. 

En contra de Adrián Rigoberto Ávila Irigoyen, alias “El Tury”, obra la declaración de varios testigos de identidad protegida y uno de ellos señaló ante el Ministerio Público (MP) que ambos recibieron la orden de matar a un vendedor de mariguana que trabajaba para “El Chapo” y dijo que por semana les pagaban mil pesos. 

Los hechos sucedieron el 11 de enero del 2013 a las 12:00 horas cuando y Rigoberto Limas Olague y “El Tury” llegaron a las calles Profesora Lidia Gómez Marín y Profesora Candelaria Díaz Bustamante en la colonia Independencia II y dispararon en contra de Isidro Guadalupe Armendáriz Corral, quien se encontraba a bordo de un vehículo Pathfinder. 

La víctima, de 54 años de edad, sufrió una laceración encefálica consecutiva a los disparos que recibió en el cráneo. 

La fiscal también citó la versión proporcionada ante el MP por una persona identificada como testigo identificado como número 2, quien señaló que ese 11 de enero recibió la llamada de una persona que le apodan “El Flaco” y quien pidió “un paro” para que se comunicara a una persona que vendía mariguana en combo, si comprabas tres te regalaba una cuarta dosis que tenía un valor de 50 pesos. 

El testigo 2 le llamó a la víctima conocida como “Chilo”, quien le dijo que en unos cinco minutos llegaba. Por lo que el declarante salió de su casa recoger su combo llevando 100 pesos pero le faltaban 50 pesos y al darse la vuelta para entrar de nuevo a la vivienda por el dinero vio que “El Flaco” y otro hombre estaban a bordo de en una Explorer, como a cuatro o cinco metros, y observó que “El Flaco” bajo y le disparó a “Chilo”.

“Le tiró al vidrio de la camioneta de ‘Chilo’, él como que quería cerrar el vidrio, arrancó y fue se estampó en la tienda que esta por la esquina… le dispararon cinco o cuatro veces…. a los chavos que le dispararon los conozco porque tenían como 15 días en una vecindad que está por mi casa”, declaró el testigo 2. 

El testigo protegido 1 señaló ante el MP que ese día acompañaba a la víctima a cargar gasolina en una estación domiciliada en las calles Aztecas y Eliza Griensen pero el ahora occiso recibió una llamada en la que le pedían un asadero y él respondió que en un momento iba a llevarlo, porque se dedicaba a vender asaderos.

También Rigoberto Limas Olague declaró ante el MP y refirió que en la fecha antes señalada se encontraban en una casa de seguridad cuando recibieron la llamada de una persona apodada “El Mena”, quien tenía ubicado a un presunto vendedor de droga y les ordenó matarlo, al parecer porque la víctima “trabajaba” para “El Chapo” y ellos pertenecen a la pandilla “Los Aztecas”. Además refirió que a Ávila lo conoció en el Cereso en el 2007 y las armas y el vehículo utilizado para asesinar a Armendáriz Corral se las proporcionaron para ese crimen.  


[email protected]