Juárez

Parquímetros son un barril sin fondo

Denuncian usuarios que pese a no servir y tragarse las monedas, son infraccionados y al reclamar son tratados de pésima manera

Araly Castañón
El Diario de Juárez

lunes, 22 noviembre 2021 | 13:14

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Uno de los 'parqueros' de la zona se encarga de poner el dinero Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Al estacionar su camioneta sobre la calle Tlaxcala, casi esquina con avenida Juárez, Beatriz intentó colocar monedas al parquímetro que renta el espacio en la vía pública. Lo que no sabía era que el dispositivo no estaba adaptado para monedas de un peso, la moneda nacional mexicana, y el depósito se las tragó sin hacer la devolución.

“Al poner dinero al parquímetro se tragó las dos monedas que le puse, ya que ahí dice ponerle dos pesos por 15 minutos, pero no dice no agarra monedas de un peso”, refirió a El Diario.

A pesar de las fallas que presentan regularmente, de acuerdo con versiones de los usuarios, los 827 parquímetros que hay en la ciudad en seis diferentes zonas, han dejado una derrama económica a las arcas municipales de 22 millones 913 mil 290 pesos en casi cuatro años.

Usuarios de los parquímetros denunciaron que por lo general los aparatos nuevos o antiguos no funcionan, sobre todo en la zona Centro; no aceptan cualquier moneda, y a pesar de la situación se aplican las multas por no pagar el tiempo de estacionamiento sobre la vía pública.

“Yo les he puesto monedas, pero hay unos que no agarran de ningún tipo, una vez me fui porque pensé que por estar descompuesto no me iban a infraccionar y sí me infraccionaron”, expuso Ana Carbajal, quien dijo que ocasionalmente acude al Centro y se estaciona en las calles donde hay parquímetros.

“No fui a quejarme, tuve que pagar la infracción para ir por mi placa, porque no tiene caso, es pura pérdida de tiempo”, agregó.

A diferencia de Ana, Beatriz sí fue a reclamar a la Dirección de Estacionómetros, pero efectivamente de nada sirvió.

Beatriz le puso monedas a un aparato en el Centro de la ciudad, pero el aparato se las tragaba, por lo que optó por dejar a su hija en la camioneta para explicarle al encargado que no aceptaba las de peso. Aun así le pusieron la multa.

El empleado les dijo que el tiempo estaba expirado y les iba a poner la infracción. Ellas le indicaron que el dispositivo se tragó las monedas, pero él refirió que esos aparatos sólo aceptaban monedas de dos pesos.

“Le dije y por qué no ponen un aviso visible. En vez de atender mi queja, me multó, me quitó mi placa y no quiso escuchar nadie del departamento de parquímetros”, aseguró.

Expuso que el Municipio debe arreglar los parquímetros, y mientras colocar anuncios visibles de los tipos de moneda que acepta y las que no, y así evitar multas injustas.

Afirmó que acudió a la Dirección de Estacionómetros, pero los empleados se negaron a cancelar la sanción.

Carlos López relató que a él le aplicaron la sanción en el Parque Borunda, a pesar de que el aparato no funcionaba.

“No sirven, están muy viejos y sí da coraje, impotencia que llegues y veas la multa en tu carro”, relató.

YAR7, aparato descompuesto

Un oficial de Estacionómetros explicó que los aparatos se descomponen porque la gente les echa basura o en el caso de los digitales, porque se les acaba la batería.

Cuando eso sucede no se aplica la multa y son reparados por el personal, dijo el empleado, quien solicitó no publicar su nombre porque no está autorizado para dar entrevistas.

Agregó que cuando un aparato digital está descompuesto se lee la leyenda YAR7.

Lucas Cumplido, un parquero de la zona Pronaf alrededor del hospital del Issste, explicó que en esa área aunque los parquímetros son digitales, se descomponen porque se les acaba la batería. 

Refirió que los trabajadores municipales acuden cada media hora o cada hora a revisar que tengan monedas o aplican la infracción.

En la ciudad los 827 parquímetros se localizan en seis zonas:

Zona 1: En la Juárez, Abraham González, Francisco Villa y Gardenias.

Zona 2: Vicente Guerrero, Miguel Ahumada, Calle Hospital, Altamirano y Clínica IMSS Chaveña.

Zona 3: Francisco Villa, avenida Lerdo, David Herrera Jordán y 16 de Septiembre.

Zona 4: 16 de Septiembre, Francisco Villa, Galeana y Bolivia

Zona 5: Parque Borunda, Clínica 6 IMSS, Issste, Clínica 35 IMSS y Hospital General.

Zona 6: Clínica 66 IMSS, en Ramón Rayón y Durango.

Desde los 60

“No se tiene registro de cuándo se empezaron a instalar los parquímetros, pero se estima que fue a inicios de los 60; conforme se fueron creando las necesidades por las aperturas de clínicas, parques y áreas concurridas, se fue incrementando la instalación de parquímetros”, manifestó el Municipio, a través de Transparencia, bajo el folio 080155921000225.

El costo por hora del estacionamiento en la vía pública donde hay parquímetros es de 8 pesos, y el cobro se hace de lunes a sábado, de 9 de la mañana a 7 de la tarde.

El Municipio aseguró que todos los parquímetros instalados funcionan, pero por cuestiones climatológicas, uso, vandalismo y otros, se puede descomponer un cinco por ciento del total de los aparatos.

En esos casos se les tiene que dar el mantenimiento correctivo para que nuevamente operen, se informó.

El protocolo cuando se realiza una infracción y el ciudadano denuncia que no sirve el parquímetro es el siguiente: el personal del Departamento de Estacionómetros junto con el ciudadano verifican físicamente el funcionamiento de los aparatos, si éste no funciona, la infracción se cancela, pero si el aparato está funcionando, la infracción queda firme. Una vez confirmado que no funciona, se programa su reparación a la mayor brevedad posible.

Sin embargo, en el caso de la ciudadana identificada como Beatriz, no se aplicó ese procedimiento que indicó la administración municipal.

“Quisieron hasta burlarse de mí, al comentarles sobre lo que me pasó, como si no conociera la denominación de las monedas y las cuatro personas del departamento de parquímetros fueron muy arrogantes, mal educados, sarcásticos, y prepotentes, esa actitud de servicio no es de un servidor público”, mencionó la mujer, quien tuvo este incidente el mes pasado. 

acastanon@redaccion.diario.com.mx

close
search