Juárez

Pandemia disminuye migración irregular

En los últimos siete días CBP detuvo a un máximo de 9 personas diarias, mientras que en marzo el promedio fue de 104

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 07 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La pandemia de Covid-19 y el refuerzo en la seguridad en ambos lados de la frontera ha disminuido la migración irregular entre Ciudad Juárez y El Paso, donde en los últimos siete días la Patrulla Fronteriza detuvo a un máximo de 9 personas al día, mientras que en marzo el promedio diario fue de 104 aprehensiones. 

En la teleconferencia “La migración irregular es inútil y peligrosa por Covid-19”, Gloria I. Chávez, jefa de la Patrulla Fronteriza del Sector de El Paso, informó que en la frontera con Juárez en la última semana se han tenido días sin detenciones. 

Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que a través de la Guardia Nacional durante mayo han sido detenidos 11 migrantes de diferentes nacionalidades antes de cruzar la frontera entre ambas ciudades, seis de ellos el pasado sábado. 

Según las cifras oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), en enero el promedio de migrantes detenidos en el sector El Paso, que abarca toda la frontera con Chihuahua, fue de 141 personas al día, cifra que disminuyó en febrero a 116 y en marzo a 103.9 personas. 

“La Patrulla Fronteriza forma parte de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), una de las 22 agencias bajo el Departamento de Seguridad Nacional, así que somos una de las agencias principales en la frontera”, explicó Chávez. “Para nosotros en la región de El Paso-Juárez, el Título 42 realmente nos ha brindado la oportunidad de manejar el retorno o la expulsión de estas personas a lo largo de la frontera de esta región (…) y las detenciones que nosotros normalmente registrábamos a diario en nuestros centros de procesamiento se han reducido significativamente. 

En los últimos siete días la cifra máxima de personas ha sido de nueve personas en El Paso, y la cifra más baja en los últimos siete días ha sido cero”, destacó. La funcionaria también recordó que el 21 de marzo el Gobierno de Estados Unidos implementó el Título 42 del Código 265 de la Ley de Salud Pública para prohibir la entrada por la frontera a individuos que representen un potencial riesgo ante la pandemia. “Con el Título 42 es más pronta la expulsión de las personas al sur… este Título 42 nos ha dado esta autoridad de hacer expulsiones de manera muy rápida”, informó, sin dar las cifras totales de deportados desde entonces. 

Dijo que, hasta ayer, CBP sólo había detectado un caso de Covid-19 en un migrante tras cruzar la frontera, en el límite entre Mexicali y Calexico, que se trató de una persona con síntomas y que después se comprobó que era positiva. “En la región El Paso y Chihuahua, hasta hoy no hemos tenido ninguna confirmación de personas detenidas o confirmadas con Covid-19”, apuntó. La jefa de la Patrulla Fronteriza en el Sector El Paso también destacó que, aunque han disminuido los cruces irregulares, las organizaciones criminales continúan poniendo a los migrantes en riesgo. 

A través de un comunicado de prensa CBP difundió ayer un video en el que se observa a un grupo de migrantes tratando de cruzar la frontera por Juárez, a través de la valla y el río Bravo, llamado Rio Grande en Estados Unidos. “El sábado por la mañana, agentes de la Patrulla Fronteriza de Ysleta que realizaban vigilancia en el área observaron a traficantes de personas guiando a una familia a través de la frontera y obligando a un grupo a escalar la barrera fronteriza –de 5.48 metros de altura–, aproximadamente 9.6 kilómetros al este del puerto de entrada de Ysleta”, se informó. Mientras los agentes respondían al área, dos de los cinco individuos colocaron una escalera portátil inestable –hechiza– y comenzaron a subir. Pero los agentes evitaron que las dos últimas mujeres escalaran la cerca. 

“El grupo incluía una familia de tres de Guatemala que viajaba con un bebé de cuatro semanas. El grupo cruzó peligrosamente el Rio Grande antes de que dos de los sujetos escalaran la barrera fronteriza e intentaran cruzar un canal de riego. Aunque uno de los dos varones adultos –originario– de México pudo cargar al niño pequeño sobre su espalda, mientras que la madre quedó atrapada cerca de la parte superior y necesitó la ayuda de su hija para que la retiraran de manera segura”. 

Los agentes que respondieron a un lado de la valla fronteriza pudieron comunicarse con los dos hombres que transportaban al niño, mientras que otros agentes tomaron la custodia de la madre y su hija al otro lado, Todos fueron detenidos de forma segura sin ningún incidente adicional, sin necesidad de atención médica adicional, y fueron procesados, se informó.