Juárez

Pagaron por graduaciones y ahora buscan reintegro

Ceremonias fueron canceladas por la pandemia

Verónica Torres
El Diario de Juárez

miércoles, 01 julio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Quejas por parte de padres de familia de egresados del Colegio de Bachilleres plantel 7, señalan que pagaron cuotas para la realización de ceremonias que fueron canceladas debido a la pandemia y que no se les ha informado sobre la reintegración de sus aportaciones.

Un padre, que pidió el anonimato, señaló que hubo tres tipos de cobros para la entrega de documentos de fin de año. 

En el primer caso algunos alumnos pagaron 300 pesos sólo por recibir su papelería “debido a que la envían desde Chihuahua” y por asistir a una ceremonia que se canceló.  

En el segundo caso alumnos pagaron 700 pesos para que les entregaran el certificado, fotos y una camiseta que trae impresa la palabra “Graduado”. 

Quienes decidieron rechazar la camiseta –porque ni siquiera pudieron lucirla debido a que no hubo clases presenciales–, fueron obligados a pagarla “porque ya se habían confeccionado”, según les informó el comité de graduación.

En el tercer caso algunos pagaron 3 mil 500 pesos para una ceremonia que incluía un baile y boletos para 6 acompañantes, pero dicha celebración también se suspendió por la pandemia y aún no se les informa cómo se les reintegrará su aportación.

“El problema es que en ningún caso la Dirección de la escuela quiso atender quejas o aclarar información, asegurando que es responsabilidad del comité de graduación, integrado por alumnos y algunos maestros”, dijo la madre de uno de los estudiantes que optó por pagar para que le entregaran la documentación de su hijo.

Hasta el cierre de esta edición ninguna autoridad del Colegio de Bachilleres aceptó comentar al respecto.

Buscan modificar reglamento

Por otra parte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos informó que trabaja con las autoridades del Colegio de Bachilleres en la modificación del Reglamento Interior de la institución educativa para mediar en problemas que plantean estudiantes a los que se impide el acceso a las instalaciones por no traer el cabello corto, el uniforme completo o utilizar algún tipo de maquillaje.

Así lo manifestó el primer visitador de la CEDH, César Díaz, al asegurar que ninguna de esas condiciones justifica la retención de documentos como boletas o certificados por parte de la institución, sobre todo si son graduandos a los que se puede perjudicar en su inscripción en alguna universidad. 

“Esto no debería ser una justificación para no entregar documentos, hasta sin necesidad de que vaya el alumno personalmente”, puntualizó.

Díaz dijo que hasta el momento no se han recibido quejas del reglamento, pero que le ha tocado mediar en casos como los de estudiantes que traen el cabello largo, que utilizan el celular en las instalaciones, que traen las uñas pintadas, el cabello teñido e incluso el de un estudiante que acudía a clases maquillado debido a su preferencia sexual.

“En todos los casos se han logrado acuerdos intramuros y estamos trabajando con las autoridades del Colegio de Bachilleres para modificar el reglamento interior” en beneficio tanto de la institución como del alumnado, informó el entrevistado.

vtorres@redaccion.diario.com.mx