Ovacionan a padres por apoyo a su hijo

Alumno de Odontología fallece de cáncer antes de recibir diploma

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez
viernes, 14 junio 2019 | 06:00

Luis Alberto Loya Núñez fue diagnosticado con un cáncer muy agresivo que minó su vida en tres meses. 

Culminar los estudios universitarios para convertirse en un gran cirujano dentista era su ilusión y ayer sus padres recibieron la constancia post mortem que acreditó la culminación de la carrera en el Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

La madre, muy orgullosa, alzó el documento oficial frente a los compañeros de clase de su hijo y sus familiares que los acompañaban, y de pie los ovacionaron en reconocimiento al trabajo que hicieron ella y su esposo para brindarle a su hijo los estudios profesionales. 


Obtienen sus títulos

Ayer, además de Luis Alberto, la máxima casa de estudios celebró la conclusión de la carrera de 332 alumnos que recibieron sus títulos de manos del rector Juan Ignacio Camargo Nassar, el presidente municipal Armando Cabada y la subsecretaria de Educación y Deporte, Judith Soto Moreno.

Además del secretario general, Daniel Constandse Cortez; el director del ICB, Salvador Nava Martínez; el jefe de la División Multidisciplinaria de Ciudad Universitaria, Enrique Anchondo López, así como jefes de departamento y coordinadores del instituto.

Desde hace casi 50 años la UACJ se ha distinguido por ser una institución con una visión humanista, con la filosofía de la superación personal que privilegia a la persona ante sí y a la sociedad, destacó Camargo Nassar en la primera ceremonia de graduación que encabeza desde que asumió el cargo como rector.

Las y los estudiantes pasaron uno a uno por el documento que certifica los créditos para obtener su título; en total fueron 86 egresados de la licenciatura en Enfermería, 112 de Médico Cirujano, 49 de Médico Veterinario Zootecnista y 85 de Cirujano Dentista, dijo el rector.

Correspondió a Alejandra Alcántara Ahumada, egresada de Enfermería, dirigirse a sus compañeros, padres de familia y demás autoridades en el discurso de fin de clases. 

La profesionista dio gracias por el apoyo que recibió de sus docentes, de sus padres y de aquellas personas que se convirtieron en más que compañeros de aulas.

“Ya pasamos la etapa más difícil, ahora es momento de llevar un cambio a los demás. Gracias por estar con nosotros siempre. Por una vida científica, por una ciencia vital”, agradeció.

“Como en toda profesión hay que ir labrando caminos, tener paciencia, ser ordenados y persistentes en lo que queremos, tener nuestras metas claras y seguir estudiando. Todos ellos egresan de programas que están reconocidos por su calidad académica y todos tienen la capacidad para logar un buen empleo”, dijo el rector. (Luz del Carmen Sosa / El Diario)


[email protected]