Juárez

No se cansa de exigir justicia

‘Igual que al principio, no investigan el caso de mi hija’, asegura la madre de Jocelyn

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

miércoles, 20 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Como lo ha hecho por dos décadas, cada año Perla Loya festeja el nacimiento de su hija Jocelyn, y aunque ella desapareció hace ocho años, sigue celebrando para la segunda de sus descendientes.

Acompañada de su familia y amistades, sigue exigiendo a las autoridades que trabajen por encontrarla, pues afirma que todo está como al principio cuando se perdió, porque no investigan el caso.

Igual que como lo hizo en los últimos años, este martes la señora Loya, acompañada de Luz del Carmen Flores y otras madres de mujeres desaparecidas, así como de activistas que promueven la defensa de los derechos humanos, partió el pastel para celebrar que Jocelyn cumple 21 años.

Sin embargo, en esta ocasión sus amigos y los activistas la apoyaron de manera virtual, enlazados a través de la computadora en una conferencia y plática, pues debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19, no pudieron hacer la celebración en la Plaza de Armas, en la zona Centro de la ciudad, de donde desapareció Jocelyn el 20 de diciembre del 2012.

Ahora, en la sala de su casa, la señora Loya colocó al centro de la mesa el pastel y a un lado un par de fotografías de Jocelyn, una durante una reunión familiar de Navidad y la otra donde luce sólo su rostro.

“A pesar de su ausencia, sé que en cualquier momento ella estará conmigo, estamos en un momento de una pandemia muy crítica en la ciudad y les agradezco festejar el cumpleaños de mi hija; como cada año le compré el pastel, lo vamos a partir entre sus hermanos y yo”, dijo la mujer, quien antes de ello cantó ‘Las mañanitas’ acompañada en el hogar por sus parientes y a la distancia por amigos y activistas.

“La segunda de mis hijas cumple 21 años de edad, yo la seguiré buscando como lo he hecho desde el 2013, cuando empecé las acciones junto con otras madres de familias que también tienen a sus hijas desaparecidas, mientras que las autoridades mantienen la misma respuesta, nada de avance en encontrarlas”.

“Sin embargo, tengo fe porque creo en Dios, es a lo que nosotras como mamás nos mantiene vivas, pues las autoridades no han hecho nada; sé que a mi hija la han visto en muchas ocasiones por distintos puntos de la ciudad desde que desapareció en diciembre del 2012, y aunque llevo los datos a la Fiscalía de Mujeres, en lo que se ponen de acuerdo o piden permiso para trabajar, ya no encuentran nada.

La madre de Jocelyn Calderón Loya asegura que su hija es víctima de trata de personas y la explotan sexualmente en distintos puntos de la ciudad, la tienen contra su voluntad, pero no ha logrado encontrarla y rescatarla ella, pues no confía en que la autoridad estatal lo haga.

Tanto Loya como Luz del Carmen Flores, madre de Luz Angélica Mena Flores, desaparecida el 4 de agosto del 2008, aseguran que a ellas, como a otras madres de familia que están en esta situación, no les queda otra opción que seguir en la lucha, seguir insistiendo en que encuentren a sus hijas.

“Es como estar muertas en vida, son momentos muy difíciles para toda la familia, pero así tenemos que seguir, insistir ante autoridades que no hacen nada y siempre sacan excusas para no atendernos”, dicen las madres de familia.

Señalan que cada año, desde que desaparecieron sus hijas, salen a exigir la búsqueda; cada año es lo mismo, pero seguirán hasta encontrarlas.

Sobre ello Verónica Corchado, directora del Instituto Municipal de las Mujeres, una de las acompañantes en el evento virtual, dijo que se trabaja en prevenir la desaparición de jovencitas en la ciudad.

“Estamos trabajando con estudiantes de secundarias y preparatorias cercanas al Centro de la ciudad y hemos formado equipos de trabajo con los jóvenes para poder hacer un tránsito seguro por esta zona; eso de alguna manera puede ayudar a inhibir cualquier tipo de delito por el que nos podamos encontrar”, explicó.

Manifestó que los botones de pánico que han instalado en el sector han ayudado a tener una cercanía con la Secretaria de Seguridad Pública Municipal, y esto también derivó en que las mujeres tengan más confianza en la policía.

Otra de las participantes en la plática con motivo del cumpleaños de Jocelyn Calderón fue María Elena Ramos, directora del Programa Compañeros, quien destacó que a pesar de que la función central de la institución es prevenir contagios del VIH y uso de drogas, es una de las organizaciones que ha acompañado a las madres de mujeres desaparecidas en su demanda de exigir su aparición.

Yadira Cortes, de la Red Mesa de Mujeres, dijo que, ante los tiempos actuales de la pandemia, se debe hacer movilización en las redes sociales hasta encontrar a las jovencitas desaparecidas, en este caso a Jocelyn, por lo que mantendrán esta actividad de manera constante.