No hay mucho que hacer aquí: delegado federal

Conflicto se resolverá por la vía diplomática, asegura Juan Carlos Loera; confía en que canciller mexicano haga su trabajo

Pável Juárez
El Diario
domingo, 07 abril 2019 | 06:00

Luego de quejas por parte de empresarios y líderes transportistas al Gobierno federal por no intervenir para resolver el incremento en el tiempo de cruce de mercancías en los puentes internacionales, el delegado federal en el Estado, Juan Carlos Loera de la Rosa, aseguró que es un asunto que se resolverá a nivel diplomático entre ambos países.

“Es una contingencia que no estaba prevista, pero se trata de un asunto de diplomacia entre los gobiernos federales de ambos países, localmente no se puede hacer mucho”, agregó el funcionario.

El viernes el delegado estatal de la confederación nacional de transportistas mexicanos A.C. (Conatram), Abundio Muñoz García, lamentó que en Chihuahua no haya un funcionario federal que busque destrabar el problema del flujo lento en el cruce de mercancías hacia Estados Unidos.

Muñoz García dijo que no se ve que el llamado “superdelegado”, Juan Carlos Loera de la Rosa, “haga algo o esté interviniendo para resolver el fenómeno que no solo afecta a la industria maquiladora, sino también a la transportista, comercio, servicios y ciudadanos”.

Ante esto, el funcionario federal argumentó que el Gobierno federal no ha desatendido su obligación ante la contingencia y adelantó que “se agotarán todas las vías diplomáticas para atender el tema, al final es una decisión del Gobierno de Estados Unidos, estamos confiados de que el canciller lo planteará de una manera muy diplomática”, dijo.

Desde el fin de semana pasado, cuando se incrementaron los tiempos de cruce en los puentes internacionales, disminuyó el tráfico de mercancías al 50 por ciento y durante la semana se ha dejado de exportar 80 millones de dólares diarios por los cruces internacionales, de acuerdo a reportes del Gobierno municipal.

Manuel Sotelo Suárez, vicepresidente de Canacar en la Zona Norte, dijo que en una reunión con oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se advirtió que el flujo lento de mercancías continuará varias semanas e incluso podría empeorar, pues de ser necesario se retirarán a más agentes para auxiliar a las tareas de la Patrulla Fronteriza.