Juárez
Ruta troncal

Ni con 25 cm obras ‘dan el ancho’… menos con 15

Carril del EcoBús en el ‘Eje’ tiene múltiples grietas… y espesor en la Tecnológico será menor

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Trabajos de reparación en la ruta troncal uno

Javier Olmos
El Diario de Juárez

martes, 22 septiembre 2020 | 10:52

El carril confinado de la primera ruta troncal que corre por el eje vial Juan Gabriel y bulevar Zaragoza muestra múltiples grietas, a pesar de que el espesor del concreto hidráulico es de 25 centímetros.

Lo anterior indica que el del BRT-2 a lo largo de 19.4 kilómetros sobre la avenida Tecnológico, Triunfo de la República y 16 de Septiembre, que tiene apenas 15 centímetros de grosor, “se va a poner peor”, señaló el exsubsecretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado, Andrés Carbajal Casas.

En un recorrido realizado ayer a lo largo de la Ruta Uno se observaron las múltiples fallas, que incluso han ocasionado que actualmente el pavimento esté roto en grandes extensiones debido a que se le harán reparaciones.

Aunque el director de Obras de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP), Enrique Medrano, asegura que en el caso de la segunda ruta los materiales incluyen características especiales de resistencia y aditivos como inclusores de aire y fibras sintéticas, el proyecto ejecutivo no se conoce.

Ayer, de manera extraoficial, trascendió que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología fue la responsable de hacer un nuevo estudio, con el cual quedó fuera el proyecto ejecutivo que en 2013 realizó para el Municipio la empresa Cal y Mayor a un costo de 23 millones de pesos, de los cuales 20 fueron aportados por el Banco Mundial.

Sin embargo, Carbajal Casas también atribuye responsabilidad a Gustavo Elizondo, titular de la SCOP, quien asignó el contrato para realizar un estudio de mecánica de suelos a Leonel López, quien duró menos de tres días como subsecretario de la dependencia en la frontera en octubre de 2018, luego de que fue denunciado públicamente por conflicto de intereses al ser contratista de la misma dependencia.

Carbajal sostuvo que “no es asunto de que si es o no más resistente el material. Pero esto sobrepasa, los diseños siempre tienen una capacidad mucho menor que la que se sujeta a la carga”.

“Mi experiencia como ingeniero me dice que es muy remoto que el pavimento vaya a fallar por la calidad o por el peso, salvo que lo sujete a verdaderos esfuerzos de sobrecarga”, explicó.

Pero a ello agregó que, “lo más grave, será el tiempo de calor, cuyas temperaturas alcanzan hasta 45 grados centígrados, y que, en un pavimento que está oscuro, ésta se eleva hasta los 55.

“Tenemos una diferencia de temperatura de 65 grados, de -20 a 45, y ahí hay 65 grados de trayectoria”, señaló, y dijo que al no tener capacidad para extenderse, el concreto va a agrietarse.

“Con el cambio de temperatura los pisos de los pavimentos rígidos que no son flexibles fallan por su propia rigidez”, mencionó. Y aseveró: “estos pisos van a fallar por temperatura, se lo garantizo”.

“No se puede diseñar pavimento para modelos de carga del pasado, hay que diseñar para modelos de carga del futuro conforme vamos evolucionando; los sistemas de transportación aquí son mayores, llevan más gente, entonces transmiten más carga”.

Carbajal insistió en que el proyecto que hizo Cal y Mayor señala espesores de la carpeta asfáltica mínimos de 23 y máximos de hasta 30 centímetros con concreto de alta resistencia y refuerzos para evitar contracciones y dilataciones por cambios de temperatura.

Además, de acuerdo con el proyecto “Análisis Costo-Beneficio” del Corredor Troncal de transporte público BRT de la ciudad de Chihuahua, allá se utilizó un espesor de 23 centímetros de concreto hidráulico para el carril confinado.

Hay que mencionar que, sólo en infraestructura, la segunda ruta troncal costará más de 997 millones de pesos, de los cuales 611.4 serán de aportación estatal y 386 millones del Fondo Nacional de Infraestructura. De la aportación estatal, 250 millones de pesos vendrán del Fideicomiso de Puentes Fronterizos.

En un solo tramo de 1.94 kilómetros de Paseo Triunfo de la República entre la avenida Del Charro y la calle Francisco Márquez, la SCOP pagará 58 millones 534 mil 459 pesos a la compañía Dym Ingenieros Constructores, por la edificación de cinco estaciones de servicio y la adaptación del carril exclusivo para el paso de los camiones.

El proyecto contempla además otra inversión, de capital privado, de 864 millones de pesos para la compra de autobuses, y otros 85.3 para el sistema de control y recaudo, implicando un gasto total de mil 946.7 millones de pesos. (Javier Olmos / El Diario)

 

jolmos@redaccion.diario.com.mx