Juárez

Negligencia en Poliplaza casi mata a paramédica

Falta de atención deja en coma a rescatista

Araly Castañón
El Diario de Juárez

viernes, 03 diciembre 2021 | 10:37

Cortesía | Karla Jaqueline Herrera Valles Cortesía | Karla Jaqueline Herrera Valles

Una supuesta negligencia médica en el hospital Poliplaza dejó en coma a una rescatista de 23 años, denunciaron sus familiares.

Karla Jaqueline Herrera Valles, paramédica del Departamento de Rescate del Municipio, fue ingresada el lunes pasado a Urgencias de Poliplaza con un cuadro de intoxicación por medicamento y hasta después de ocho horas se le empezó a otorgar tratamiento, que no fue suficiente, dio a conocer Manuela Valles, madre de la afectada.

La mamá, quien junto con su esposo ha permanecido desde ese día en el hospital, relató que su hija llegó a Urgencias a las 12:20 horas del lunes pasado, luego de que ingirió varias aspirinas, pero de inmediato solicitó ayuda para que la trasladaran a recibir atención médica.

Afirmó que cuando arribó a Poliplaza pidió que le hicieran un lavado de estómago para que no se fuera a intoxicar, pero el personal médico únicamente le suministró omeprazol y paracetamol.

Manuela aseguró que Karla estaba consciente y hablando, pero al paso de las horas empezó a vomitar pedazos de pastillas, después residuos de sangre y el vómito se empezó a tornar oscuro, además de que comenzó a orinar sangre y se quejaba de dolor.

En esa situación, le decía al personal médico que su hija estaba vomitando y le respondían que ella sola se lo estaba provocando y que la sangre que arrojaba por la boca era normal, y la de la orina era por su período.

“Yo les dije ¿por qué no le hacen un lavado de estómago?, porque el cuerpo está tratando de sacar lo que no es del cuerpo, y me dijeron que no se podía hacer nada porque el medicamento ya estaba en los intestinos. Yo no soy doctor, pero yo sé que el vómito se genera en la boca del estómago o en el estómago y ella estaba vomitando las pastillas”, refirió.

En seis horas el estado de Karla se complicó y le seguían medicando paracetamol y omeprazol.

“Mi hija sigue llorando, llorando y llorando y voy y les digo, ya muy molesta, ¿a qué horas va a venir el doctor?, o dime si no va a venir para llevármela, porque yo no puedo ver a mi hija así, sangrando y vomitando sangre”, mencionó.

A las seis horas un doctor la medicó por teléfono, pero le volvieron a suministrar paracetamol y omeprazol, y fue cuando les dijo que si le iban a estar recetando eso se la iba a llevar a su casa.

A las 7 de la tarde fue un psiquiatra a verla, quien diagnosticó que la rescatista necesitaba atención médica.

Finalmente llegó un doctor y le realizaron otras pruebas de laboratorio de sangre y orina, y a las 8 de la noche le suministraron medicamento para detener el dolor.

“¿Era tan difícil quitarle el dolor, atenderla? ¿Por qué hasta que la vieron que ya no podía más, que ya estaba muy mal? Hasta que me peleo con ellos es cuando le hacen caso”, comentó angustiada la mamá de Karla.

Cuando salieron los resultados del laboratorio le dijeron que el medicamento empezó a intoxicar la sangre de su hija, que necesitaba plasma porque estuvo muchas horas con la medicina en su cuerpo y la ingesta fue muy grande.

“Y es cuando empiezo a molestarme y sí, sí les echo la culpa porque ese medicamento se adhirió a ella cuando ella estaba aquí, no cuando llegó. Ella llegó y estaban a tiempo de hacer algo”, relató.

Manuela aseguró que cuando Karla ingresó a Urgencias estaba consciente y las pruebas de laboratorio salieron bien.

“El grado que traía no era el grado con el que la atendieron a las ocho de la noche, pudieron haber hecho un cambio enorme. Ustedes (Poliplaza) dejaron que mi hija se destrozara por dentro y eso no es justo. ¿Por qué están acabando con la vida de mi niña?, ella no estaba así, llegó a tiempo y ellos no hicieron nada”, dijo la madre, sin poder contener el llanto.

Al día siguiente le habían aplicado a Karla dos unidades de plasma y su esposo y Manuela sugirieron aplicarle hemodiálisis para limpiar su sangre o que ellos la podían trasladar a El Paso, pero el médico les dijo que todavía no era necesario hacerle hemodiálisis, y que si la sacaban del hospital era bajo su responsabilidad.

Más tarde, la especialista nefróloga le informó que Karla estaba agonizando, y que la única posibilidad de salvarla era practicarle hemodiálisis.

“Se los estoy pidiendo desde hace mucho y me dicen que no, y ahorita usted me dice que es la única posibilidad”, relató.

La especialista les dijo que Karla llegó a ese estado porque no se le dio atención a tiempo.

Manuela expuso que su hija está en coma inducido, grave, pero estable, en terapia intensiva, y ya no la pueden trasladar a El Paso.

Agregó que luego de que su hermano hizo una publicación en redes sociales denunciando la situación, personal del hospital Poliplaza la amedrentó diciéndole que pararan las publicaciones o ya no les iban a dar información del estado de salud de Karla. Posteriormente la atención del personal cambió.

Karla Jaqueline es residente de Estados Unidos, estudió técnico paramédico porque le gusta mucho ayudar a la gente y tiene dos años trabajando en la Dirección de Rescate; antes fue voluntaria, contó su mamá.

Manuela mencionó que debido a su vocación, Karla gastaba más en uniformes y en lo que necesitaba en el trabajo, que lo que ganaba.

Su política era ayudar a cualquier persona, “así sea la peor persona del mundo, mi obligación como servidora pública y paramédica es salvar la vida, decía ella, y eso es algo que no hicieron con ella”, agregó.

“No pedimos nada, nada más que la atiendan bien, que le den el servicio que ella necesita”, anotó.

Lo que piden a la población en general es una oración para Karla Jaqueline, sean de la religión que sean, dijo Manuela Valles.

Investigará Protección Civil

La Dirección General de Protección Civil investigará la supuesta negligencia que sufrió la paramédica que fue internada en Poliplaza, declaró el titular de la dependencia, Roberto Briones Mota.

Dijo que tras la denuncia en redes sociales por su familia se está revisando el asunto.

“Ya encargué la narrativa de todo lo que sucedió porque fueron compañeros del Departamento de Rescate quienes trasladaron a la compañera a recibir atención”, mencionó.

Explicó que la elemento fue internada por una ingesta de medicamento.

“Desconozco si hubo negligencia, la familia es lo que está argumentando, entonces yo ahorita voy a verlos a ellos, y a ver qué me comentan”, aseguró.

Dijo que si se comprueba negligencia en la atención se tomarán acciones por parte del Departamento Jurídico del Municipio.

Un familiar de la paramédica identificado como Huicho Vallez en un perfil de Facebook, publicó el martes que su sobrina ingresó a las 12:00 horas con intoxicación por aspirina y fue atendida ocho horas después.

“Teniendo complicaciones, evacuaciones con sangre. Por resultado comentan que tiene intoxicación completa en la sangre, quedando en coma, le colocan un catéter y nos informan que le realizarán una hemodiálisis con un 10% de probabilidad de vida. Es muy joven, desempeñaba una vida completa”, dice la publicación en la red social.

ASÍ LO DIJO...

"Sí les echo la culpa porque ese medicamento se adhirió a ella cuando ella estaba aquí, no cuando llegó”

“Ustedes (Poliplaza) dejaron que mi hija se destrozara por dentro y eso no es justo”

Manuela Valles - Madre de Karla Jaqueline Herrera Valles

close
search