Juárez

Necesitan más agua en ‘Los Kilómetros’

Dos mil litros del líquido a la semana no es suficiente para quienes radican en estas colonias, al surponiente de la ciudad

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / La pipa pasa una vez a la semana

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

viernes, 11 junio 2021 | 12:45

Guadalupe Jiménez extraña las lluvias, la vegetación y los productos que con facilidad obtenía en su natal Chiapas, pero aún más el agua, porque ahora vive en la colonia Kilómetro 27, en la zona surponiente de esta frontera, en donde uno de los servicios del que carecen las familias del sector es el agua potable.

Por eso, dice, cada semana que llega la pipa de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) a dejarle los 2 mil litros de agua que le corresponden, como a los moradores de las otras casas, busca aprovechar al máximo cada gota; incluso, la recicla para poder regar sus plantas o limpiar la casa, pues el problema de abasto se agudiza durante la temporada de calor.

Y es que con la altas temperaturas llegan también los problemas de abasto de agua para las familias que habitan en las colonias conocidas como ‘Los Kilómetros’, ya que además de que no cuentan con el servicio de agua entubada, la que les surten con pipas una vez a la semana, no les alcanza para cubrir sus necesidades de aseo personal y de la casa.

Quienes radican en estas colonias, situadas a los costados de la carretera a Casas Grandes, en la orilla surponiente de la ciudad, reciben 2 mil litros de agua por semana, el equivalente a 10 tambos o 2 metros cúbicos, y por lo regular las personas la usan para bañarse, lavar la ropa, los utensilios de cocina, la limpieza de la casa, pero en el verano, también para los aires acondicionados, un gasto extra. 

Para el consumo, los colonos afirman que compran los garrafones de agua en las tiendas, en donde también en ocasiones se agota y tienen que esperar al día siguiente cuando las empresas distribuidoras abastecen de nuevo.

“Creo que deberían surtir dos veces a la semana, porque una vez no es suficiente, si nos llenan los tambos hoy jueves, para el martes ya tenemos muy poca, o en ocasiones nada, y tenemos que comprarla a los de las pipas particulares, pero ellos no vienen muy seguido… es un problema para que nos traigan agua”, dice Guadalupe.

“Estamos desesperados, después de que surten el agua, a los pocos días ya no tenemos, y es difícil conseguirla con los ‘piperos’ particulares; ellos no se quieren parar cuando les pedimos agua, le venden sólo a la gente que conocen y cuando logramos que se detengan, no siempre nos dejan la cantidad que pedimos”, dice por su parte Norma Díaz, también residente en la colonia Kilómetro 27.

Cada año es lo mismo de siempre, señala, estamos batallando para tener agua cuando llega el verano, y conforme aumente el calor, tendremos más problemas para el abasto; la que nos dejan de la Junta de Agua no nos alcanza y los que la venden no se detienen cuando se les pide.

Como Guadalupe y Norma, María y su hijo Gustavo, además de otros residentes en estas colonias, coinciden en que anteriormente les surtían agua dos veces a la semana, lo que consideran estaba bien porque les alcanzaba para las necesidades en casa, pero ahora con una visita en el mismo lapso de tiempo, es muy poco, y más cuando la temperatura aumenta.

“Los de la Junta de Agua sólo nos dicen, cuiden el agua, porque no sabemos cuándo vendremos, lo que significa que tenemos que cuidarla más de lo que ya lo hacemos, pero en ocasiones no se puede evitar el uso por las necesidades en la casa”, dijo Norma.

De acuerdo a trabajadores de la JMAS que distribuyen el agua en las pipas, visitan estas y otras colonias de la ciudad todos los días, pero la distancia que tienen que recorrer del lugar donde llenan la pipa, hasta la zona de reparto es mucha, ya que cargan en la garza que se encuentra por avenida De las Torres, en el suroriente.

Comentaron que desde ese lugar hasta las colonias conocidas como ‘Los Kilómetros’, en el surponiente, es una buena distancia, y es lo mismo cuando van a Lomas de Poleo o alguna otra del norponiente, ya que siempre tienen que cargar la pipa en el mismo sitio.

Sobre el tema, Corazón Díaz, titular de la oficina de Comunicación Social de la JMAS, dio a conocer que en la ciudad abastecen a 5 mil 600 familias que no tienen agua entubada en sus casas, repartiendo agua en 31 pipas a 19 colonias por distintos sectores.

lcano@redaccion.diario.com.mx