Mujer encobijada fue 'levantada' por hombres armados dos día antes

La necropsia reveló que la causa de muerte de Guadalupe Elvira Díaz López, de 20 años, fue asfixia por estrangulamiento

Staff
El Diario de Juárez
lunes, 11 noviembre 2019 | 13:17
Staff/ El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez.- La mujer que fue localizada sin vida la mañana del pasado 9 de noviembre del año en curso, en el cruce de las calles Constitución y carretera Juárez-Porvenir, en el ejido San Isidro, fue identificada oficialmente como Guadalupe Elvira Díaz López, de 20 años, informó Silvia Nájera, vocera de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM).

La necropsia de ley practicada por médicos especializados de la Dirección de Servicios Periciales y Ciencias Forenses, reveló que la causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento, dio a conocer la portavoz.

La carpeta de investigación en torno a este crimen queda a cargo de esa Fiscalía, la cual anunció la apertura de varias líneas de investigación que lleven al esclarecimiento de los hechos, dijo Nájera.

De acuerdo a datos aportados por residentes del municipio de Guadalupe, Lupita, como era conocida la víctima, fue privada de su libertad el pasado jueves 7 en el ejido Doctor Porfirio Parra por un grupo de personas armadas.

De acuerdo con el archivo periodístico, en noviembre del 2015, la pareja sentimental de la víctima fue asesinada en una gasera donde laboraba.

Los hechos ocurrieron  en la comunidad fronteriza conocida como “Caseta” por las añejas condiciones del cruce internacional.

En esa ocasión se reportó que aunque el médico del pueblo trató de prestarle auxilio al despachador, de 20 años, los impactos de bala recibidos le causaron la muerte inmediata, según reportó personal militar con destacamento en esa zona rural.
La privación ilegal de la mujer recién identificada ocurrió horas después de una incursión de un grupo armado que atacó una supuesta casa de seguridad en esa comunidad; posteriormente parte de los supuestos agresores fueron detenidos por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad que reportó la captura de cuatro personas, entre ellas una mujer.

La corporación informó que los cuatro presuntos sicarios de “La Línea” atacaron una propiedad del poblado de Caseta.  

Presuntamente los detenidos portaban tres rifles AR-15, así como una granada de fragmentación; con los cuales causaron daños en una vivienda que se localiza en la calle Cruz Rey, sin número, la cual quedó acribillada en la fachada.

Los agresores tripulaban una camioneta roja,  Ford Expedition 2003, que fue vista pasar por el poblado de Juárez y Reforma minutos después, donde los elementos de la CES pudieron detenerla y capturar a los supuestos responsables.

Los residentes de esa comunidad reportaron que fueron cinco los vehículos que ingresaron durante la noche al pueblo y en el caso específico de los detenidos, expusieron que no son de esa comunidad, por lo que al ser perseguidos por los integrantes del grupo delictivo que controla la zona de El Valle, el conductor se extravió entre las brechas y eso permitió la captura de los tripulantes de la unidad por parte de los elementos de la CES.

La mujer que fue localizada la mañana del pasado 9 de noviembre del año en curso, en el cruce de las calles Constitución y carretera Juárez-Porvenir, en el ejido San Isidro, fue identificada  oficialmente como Guadalupe Elvira Díaz López, de 20 años, informó Silvia Nájera, vocera de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM).

La necropsia de ley practicada por médicos especializados de la Dirección de Servicios Periciales y Ciencias Forenses, reveló que la causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento, dio a conocer la portavoz.

La carpeta de investigación en torno a este crimen queda a cargo de esa Fiscalía, la cual anunció la apertura de varias líneas de investigación que lleven al esclarecimiento de los hechos, dijo Nájera.

De acuerdo a datos aportados por residentes del municipio de Guadalupe, Lupita, como era conocida la víctima, fue privada de su libertad el pasado jueves 7 en el ejido Doctor Porfirio Parra por un grupo de personas armadas.

De acuerdo con el archivo periodístico, en noviembre del 2015, la pareja sentimental de la víctima fue asesinada en una gasera donde laboraba.

Los hechos ocurrieron  en la comunidad fronteriza conocida como “Caseta” por las añejas condiciones del cruce internacional.

En esa ocasión se reportó que aunque el médico del pueblo trató de prestarle auxilio al despachador, de 20 años, los impactos de bala recibidos le causaron la muerte inmediata, según reportó personal militar con destacamento en esa zona rural.La privación ilegal de la mujer recién identificada ocurrió horas después de una incursión de un grupo armado que atacó una supuesta casa de seguridad en esa comunidad; posteriormente parte de los supuestos agresores fueron detenidos por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad que reportó la captura de cuatro personas, entre ellas una mujer.

La corporación informó que los cuatro presuntos sicarios de “La Línea” atacaron una propiedad del poblado de Caseta.  

Presuntamente los detenidos portaban tres rifles AR-15, así como una granada de fragmentación; con los cuales causaron daños en una vivienda que se localiza en la calle Cruz Rey, sin número, la cual quedó acribillada en la fachada.

Los agresores tripulaban una camioneta roja,  Ford Expedition 2003, que fue vista pasar por el poblado de Juárez y Reforma minutos después, donde los elementos de la CES pudieron detenerla y capturar a los supuestos responsables.

Los residentes de esa comunidad reportaron que fueron cinco los vehículos que ingresaron durante la noche al pueblo y en el caso específico de los detenidos, expusieron que no son de esa comunidad, por lo que al ser perseguidos por los integrantes del grupo delictivo que controla la zona de El Valle, el conductor se extravió entre las brechas y eso permitió la captura de los tripulantes de la unidad por parte de los elementos de la CES.