Juárez

Muestran distribución de homicidios

Estudio señala que el principal foco rojo de la ciudad fue la zona Centro–poniente y surponiente

Cortesía

Mayra González
El Diario de Juárez

viernes, 28 mayo 2021 | 12:37

A través de un mapa, el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) mostró la manera en que se distribuyeron los homicidios en Juárez durante 2020.

En el estudio se desprende que el principal foco rojo de la ciudad fue la zona Centro–poniente y surponiente; en segundo lugar aparece el corredor Jilotepec–bulevar Zaragoza, y en tercero tres puntos del suroriente de la ciudad.

El investigador del Colegio de Chihuahua (Colech), Luis Ernesto Cervera Gómez, especialista en estudios sobre la violencia, consideró que el mapa fue bien realizado y que se trata de una herramienta empírica útil para que las autoridades puedan preguntarse por qué a pesar del paso de los años no se ha podido abatir la violencia en el poniente.

El análisis geoespacial fue hecho con las cifras aportadas por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y se indica la cantidad de homicidios que ocurrieron por kilómetro cuadrado (km2).

Las zonas marcadas con rojo son en las que ocurrieron de 12 a 19 homicidios por km2, la zona naranja oscuro es donde ocurrieron de 8 a 11, en la zona naranja claro de 5 a 7, en el amarillo oscuro de 3 a 4 y en el amarillo claro de cero a dos.

“Es un mapa bien hecho, es revelador y es congruente con los estudios científicos que ya se han hecho”, mencionó. Dijo que este estudio es importante para los investigadores –como es su caso–, pero debería ser una herramienta para la toma de decisiones en la ciudad y la planeación de estrategias, como la distribución del estado de fuerza, la cobertura de servicios, entre otros.

“En términos científicos queda mucho por hacer, esto es buscar las explicaciones, por qué eternamente el poniente con esas problemáticas, qué condiciones debieron cambiar en el poniente de la ciudad, qué apuestas tendrían que hacer los gobiernos para cambiar los problemas sociales que ahí continuamente tenemos y que se han perpetuado en el tiempo”, mencionó.

Entre estos problemas, señaló la falta de equipamiento urbano, índices de desarrollo de la calidad de vida que revelen mayores grados de escolaridad, por lo que las políticas de los gobiernos actuales y futuros deben direccionarse a esa zona.

En cuanto a la problemática de homicidios del suroriente, señaló como uno de los factores la gran cantidad de viviendas abandonadas.

“Sabemos a través de varios estudios que cuando se incrementan los homicidios dolosos se incrementan los demás niveles de violencia: la delincuencia juvenil, los feminicidios, las mujeres desaparecidas y muchas de las actividades ligadas al crimen organizado”, destacó.

Sobre el corredor Jilotepec–Zaragoza, dijo que se analizan varios años y no sólo el 2020; en esa zona se refuerza más la concentración de homicidios.