Juárez

Muere obrera que viajaba en camión incendiado

Esto después de permanecer 20 días internada en el Hospital

Cortesía

Salvador Castro
El Diario de Juárez

martes, 26 noviembre 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Después de permanecer 20 días internada en el Hospital número 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social, ayer falleció Juana Collazo Rivera, de 43 años, obrera de la empresa Termocontroles que resultó con quemaduras al ser incendiado de manera intencional el camión de transporte de personal en el que viajaba junto con otros trabajadores en las avenidas Tecnológico y Granjero.

Familiares, amigos y conocidos de Juanita lamentaron en redes sociales su fallecimiento, que fue confirmado en el mencionado centro hospitalario, donde según se informó, estaba programada ayer para una cirugía. 

Juanita había sido sobreviviente de cáncer antes de que el madrugada del 6 de noviembre le prendieran fuego al camión que transportaba a los obreros como parte de la escalada de violencia e incendios en la ciudad para frenar el cateo en el Cereso estatal 3.  

A unas horas del incendio y de que Juanita fuera hospitalizada, su esposo, Luis Lozoya, en entrevista para El Diario denunció que la atención en el hospital era lenta, ya que no le habían colocado un catéter necesario para su tratamiento porque el personal “está ocupado”.

El hombre informó que su mujer tenía quemaduras de segundo grado en ambas piernas y brazos. 

Dijo que no pudieron encontrarle venas para administrarle suero, por lo que requería un catéter, pero no se le había colocado.

El hecho, donde resultó herida la obrera, fue uno de los múltiples eventos delictivos ocurridos durante la noche del martes 5 de noviembre y madrugada del miércoles 6, con la intención de generar caos previo a un cateo en el Cereso estatal de esta ciudad.

Testigos relataron a El Diario que aun con fuego en sus espaldas, los obreros de la maquiladora descendían lo más pronto posible del transporte de personal incendiado por delincuentes.

“Mi esposo me dijo que fueron segundos, y que como pudieron se bajaron. Dijo que se veía cómo corrían las señoras con la lumbre en la espalda”, relató Ángela A., de 53 años, quien esperaba afuera del hospital 35 del IMSS a su esposo Pedro M., de 53, una de las víctimas del ataque.

“Dice que se les atravesó un taxi y una camioneta. Se bajaron varios y le dijeron al chofer que abriera la puerta. El chofer no quería pero lo amenazaron y tuvo que abrir, y al hacerlo se subieron varios”, relató.

 “Les dijeron que sacaran el celular y la cartera y que la pusieran en el sillón, en el asiento. Les dijeron que se los iba a cargar, que el que se salió la libró y el que no ya se chingó. En eso les empezaron a rociar gasolina y al momento en que comenzaron a salir (los obreros) le prendieron lumbre al camión”, agregó.