Muere niña de 4 años por mordedura de garrapata

Su tía Astrid Noemí instó a estar al pendiente de los niños, porque la enfermedad transmitida por el parásito tiende a confundirse con otras

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez
martes, 25 junio 2019 | 22:47

Ciudad Juárez— Tras haber sido internada en el Hospital General Regional 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social, la pequeña Andrea Karely Cedillo Carrillo, de 4 años, murió esta mañana de una mordedura de garrapata, confirmaron familiares.

Durante el velorio de la menor, realizado esta noche, su tía Astrid Noemí hizo un llamado a las autoridades para que pongan orden a los perros callejeros, y además instó a los padres de familia a estar al pendiente de sus hijos, ya que –precisó– la enfermedad transmitida por el parásito tiende a confundirse con otras.

“Cuiden a sus hijos y más en esta temporada de calor. Tengan mucho cuidado porque la enfermedad se confunde con otras: con infecciones, con diarrea. Ahí, precisamente, en el IMSS 66 había otra niña de 7 años con la misma situación. A veces creemos que son casos aislados pero la verdad es que sí es muy común, y no es justo que los niños estén pagando esas consecuencias. Es muy triste”, indicó.

Agregó que durante el fin de semana, cuando la menor estaba en tratamiento, en el nosocomio del IMSS los médicos “no le hicieron nada” porque no lograron detectar con exactitud qué tenía.

“Primero decían que era una alergia, después a mi hermana (la madre de la niña) la citaron para decirle que posiblemente era leucemia, y al último, ayer, ya en terapia intensiva salen con eso, con que fue una garrapata, ya con las plaquetas súper bajas, por eso la niña ya no aguantó (…) Sabemos que aquí en Juárez no hay un control (eficiente) con los animales callejeros que están en las calles y nuestros hijos son los que están corriendo el peligro. Ella vivía en Lomas del Desierto, hay mucha terracería y perros”, precisó. 

A las autoridades de la Secretaría de Salud solicitó que haya más control e incluso que, de ser posible, se incrementen los rociados residuales en las colonias, debido a que más casos –como el de su sobrina– podrían ser evitados de haber una correcta campaña de atención a la situación.

“El mismo gobierno puede fumigar en las banquetas, en las calles. Incluso hay gente que sin tener animales encuentra garrapatas en sus casas. Puede el gobierno ayudar con el control de los perros callejeros y con la realización de fumigaciones gratuitas donde se hayan realizado reportes de este tipo, y propagando más información porque la realidad es que la gente no está enterada de los síntomas, es importante que se hagan análisis de laboratorio en caso de tener alguna duda”, precisó.