Juárez
Ataque a matachines

Móvil, diferencias religiosas y amenazas

La agresión se resgistró el domingo en el fraccionamiento Senderos de San Isidro

Staff / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

martes, 09 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Diferencias religiosas y amenazas previas por parte de danzantes de la Santa Muerte son los motivos del ataque que recibieron matachines católicos el pasado domingo, el cual dejó a cuatro personas lesionadas, entre ellas una bebé, según señalan los afectados.

Eduardo Hayen Cuarón, párroco de la Catedral de Ciudad Juárez, reconoció que existen grupos que danza que adoran a Satanás o a la Santa Muerte, de lo cual ya había recibido quejas anteriores, e hizo un llamado a los sacerdotes católicos para estar alertas de que estas personas no se infiltren en los grupos que realizan los bailes en las fiestas patronales.

El ataque ocurrió poco después de las 2:00 de la tarde del domingo en el cruce de las calles Senderos de Cataluña y Senderos de Olalla del fraccionamiento Senderos de San Isidro cuando el grupo de matachines Danza Apache Santa María de Guadalupe realizaba una danza para festejar sus dos años como agrupación, para lo cual tenían como invitados a integrantes del grupo de matachines Rayo de la Luna, de la colonia Azteca, narró el director del primero de estos grupos, de quien se omite su nombre por motivos de seguridad.

Dijo que al agresor ya lo habían observado desde aproximadamente las 11:00 de la mañana en el lugar platicando con otras personas, pero no imaginaron que tuviera la intención de realizar un ataque.

“Nunca nos imaginamos que eso fuera a pasar, ya anteriormente tuvimos problemas con una danza… como esa danza es de la Santa Muerte. No es justo si fueron ellos, por qué nos hicieron esto, la mamá del muchacho (lesionado) nos dijo que a él le mandaron mensajes amenazándolos, le dijeron que se retirara de aquí por lo que vaya a pasar y anteriormente la señora de esa danza (de la Santa Muerte) nos había advertido, nos tiene enterrones en el panteón, nos mandó brujería, tiene una foto con nosotros en un gallo, tengo capturas de todo eso”, mencionó.

Denunció que la mujer que les había enviado amenazas pertenece al grupo Tribu apache pieles rojas, a la cual había pertenecido anteriormente uno de los lesionados.

“Yo tengo amenazas tanto de sus danzantes, de sus tamboreros, de todo, ya me dijeron que tenía que ir a ponerles demanda, pero se me hace algo ilógico porque nosotros estamos danzando a algo bien”, comentó.

Por su parte, Hayen Cuarón dijo que no todos los matachines que se observan en las calles de la ciudad pertenecen a la Iglesia Católica.

“Hay que diferenciar muy bien entre los matachines que le bailan a Dios y los que le bailan al Diablo, no todos los matachines pertenecen a la Iglesia Católica, hay matachines que adoran al enemigo de la iglesia”, mencionó.

Sin embargo, destacó que el hecho debe investigarse con otros móviles, ya que a pesar de las diferencias religiosas no existen motivos para un ataque.

“Tiene que haber un móvil más allá y debe investigarse, porque nunca ha habido en la ciudad pleitos porque unos adoran a Dios y otros al Diablo, hasta donde tengo conocimiento, cada uno pinta su raya digámoslo así, y jamás habíamos visto un pleito entre las dos iglesias o una persecución”, precisó. 

Después de la agresión armada, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal realizaron labores de búsqueda logrando la captura de un integrante del grupo delictivo “Los Mexicles” como presunto responsable de estos hechos, quien fue identificado por la media filiación proporcionada por testigos, según se informó.

Jorge Nava López, fiscal de distrito en la Zona Norte, refirió que aún no se establece el móvil del ataque, ya que el detenido se niega a dar declaración en la entrevista, asegurando que él es el responsable.

Era la primera vez que bailaba y recibió un balazo

De acuerdo con lo referido por los testigos, el ataque dejó cuatro personas lesionadas, una bebé de un año y medio de edad, quien recibió un impacto de bala en una pierna y se encuentra hospitalizada reportada como estable; un hombre de 19 años de edad que presentó un balazo en la ingle, un menor de 15 años que también recibió un balazo en la pierna y fue dado de alta ayer, y otro joven de 18 años que presentó un rozón de bala.

El adolescente de 15 años, de quien se omite su nombre, dijo que esa era la primera vez que bailaba y que decidió unirse al grupo en sus tiempos libres como estudiante de secundaria.

“Cuando él me habló por teléfono para avisarme lo que había sucedido casi sentí que me moría, se siente bien feo, apenas se había metido al grupo, me gustaba, de que ande en la calle a que esté aquí, pero esto que pasó fue una experiencia muy fea, le doy gracias a Dios que le dio otra oportunidad y que me lo dejó con vida”, expresó Gabriela, su madre, quien aseguró que no conocen a los agresores ni entienden por qué se convirtió en víctima de este hecho.