Juárez

Mostrarán importancia de Casa de Adobe aquí

Piden enviar fotografías para montar una exposición en el Muref

Cortesía
Cortesía / Francisco I. Madero, uno de los personajes centrales en la Toma de Juárez
Cortesía / Revolucionarios en 1911

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

jueves, 03 junio 2021 | 07:48

Ciudad Juárez— Para que la comunidad juarense se dé cuenta de la importancia que tiene el Museo Casa de Adobe en la historia local, el curador Miguel Ángel Berumen Campos invitó a la población a enviarle las fotografías que tengan visitando este lugar, mismas que presentará en una exposición en el Museo de la Revolución en la Frontera (Muref).

La finalidad es hacer una reflexión comunitaria sobre la importancia que los fronterizos le hemos dado a este lugar, por eso el interés de mostrar las fotografías de la gente, además de una breve descripción del significado que este sitio tiene para quien tomó la imagen, dio a conocer el fotógrafo historiador.

“Mi intención es abrir la exposición al público interesado en la historia para que pueda expresar su opinión sobre el lugar donde estuvo el campamento del ejército libertador, uno de los lugares en el que se llevaron a cabo más registros fotográficos de este suceso histórico”, dijo Berumen Campos, en relación a la Casa de Adobe y la revolución mexicana.

Hace 110 años esta casa fue el palacio del gobierno provisional de Francisco I. Madero, previo a la toma de Ciudad Juárez por los revolucionarios y aunque la construcción de ahora no es la misma que la de 1911, por su importancia en la historia nacional, fue levantada de nuevo y se le conserva actualmente como el Museo Casa de Adobe.

A más de un siglo de distancia, una de las imágenes más famosas de esta construcción llamada la “casa gris” por la prensa de la época revolucionaria, es la fotografía tomada el 30 de abril de 1911, en la que aparecen Francisco I. Madero, Abraham González, Pascual Orozco, Francisco Villa, Giuseppe Garibaldi, José María Pino Suarez, José de la Luz Blanco y otros miembros de la junta revolucionaria.

Con las fotografías que los juarenses le enviaron hasta el pasado lunes 31 de mayo sobre este sitio histórico, Berumen Campos armará la exposición “Las imágenes fugitivas”, que será presentada en el Museo de la Revolución en la Frontera el próximo mes de octubre. Previo a la recepción de las imágenes, el fotógrafo historiador invitó a la comunidad a enviarle estas tomas de la Casa de Adobe y presentaba como una de ellas la enviada por los alumnos de sexto semestre en la especialidad de Historia de la Escuela Normal Superior José E. Medrano R. Unidad Ciudad Juárez, quienes incluso elaboraron un documental sobre este sitio histórico.

Berumen explicó que las fotografías serán exhibidas sólo en esta exposición en el Muref y en algunos casos, en redes sociales y otros medios que utilizará para la difusión, lo que será luego de la previa autorización por escrito del autor.

Destacó que aunque no habrá premios para quienes tomaron las fotografías que serán usadas en la exposición, sí se exhibirán con sus respectivos textos a través de un recurso museístico muy protagónico en una de las salas del Muref.

Historia de la Casa de Adobe

La Casa de Adobe fue reconstruida hace 10 años, para celebrar el centésimo aniversario de la toma de Ciudad Juárez, y se inaugura como Museo Casa de Adobe el 8 de mayo de 2011, con la exhibición de enseres antiguos y algunas fotografías del campamento maderista y de la toma de Ciudad Juárez, comenta el historiador Daniel Leonardo García Salinas. Indicó que en el 2019 se lleva a cabo un trabajo de mejora museográfica, con la selección y reimpresión de nuevo material fotográfico, enriquecido con la información de los trabajos historiográficos de Miguel Ángel Berumen y Pedro Siller.

Esta tarea, dijo García, se efectúa con el propósito de brindar a la ciudadanía un panorama general del valor histórico del inmueble y coadyuvar a generar un sentido de identidad en la población local.Este museo, dice el encargado del mismo, permite transportarse en el tiempo y ver como se desarrolló la Revolución Mexicana en Ciudad Juárez. Evoca la lucha armada y la tradición cultural de la región.

La Casa de Adobe, explica García Salinas, es una construcción de 86 metros de superficie que se encuentra situada en la calle Canutillo 2603 de la colonia Ladrillera, justo enfrente de las trece compuertas del río Bravo y al borde de la línea divisoria internacional terrestre entre México y Estados Unidos, demarcada con el monumento número 1, o mojonera, como se le conoce, de los 258 que existen para establecer la división fronteriza establecida en los Tratados de 1848, 1853 y 1882.

Este inmueble está en lo que se llamó rancho Flores, ubicado a seis kilómetros del centro de la ciudad; en la zona fronteriza con Estados Unidos había este tipo de viviendas construidas con adobe, porque a principios del siglo XX era el material predominante en la construcción, por lo térmico del mismo, pues estaba fresco en el verano y daba más calor en el invierno.

García dice que es importante destacar la ubicación de la construcción para esa fecha, porque está a solo 60 metros del rio Bravo, y el agua es importante porque los revolucionarios tienen de donde abastecerse de ella, mientras que a los soldados federales, que en su mayoría eran de otras regiones, les afectaba no estar acostumbrados a esta zona árida y calurosa y se ven más afectados cuando se les corta electricidad y agua en la ciudad el 7 de mayo de 1911.

El historiador destaca la importancia mediática de la casa de adobe, de lo que pasa en ella los días previos al conflicto armado de la Toma de Ciudad Juárez, pues aquí Francisco I Madero se reúne el 26 de abril de 1911 con 2 mil asistentes para dar una serie de nombramientos o cargos militares.