Juárez

Misas, aún no

Solicita Diócesis paciencia y obediencia a las autoridades sanitarias durante espera para reactivación hasta el semáforo amarillo

Cortesía

Salvador Castro
El Diario de Juárez

viernes, 26 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— El obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos, informó ayer en un comunicado dirigido a los sacerdotes, religiosos (as), movimientos laicales y a los fieles católicos, que aún no pueden celebrar la Eucaristía como lo tenían previsto para el domingo 28 de junio, ya que deben esperar el color amarillo del sistema de semaforización estatal que mide el riesgo de la pandemia.

“El 14 de junio pasado, en un comunicado dirigido al presbiterio de nuestra Diócesis, anuncié unas probables fechas para retomar la celebración eucarística con presencia de fieles. Hice notar que tales fechas estaban sujetas al sistema de semaforización estatal”, escribió.

Informó que continuarán con las transmisiones de la Eucaristía por los diferentes medios y solicitó paciencia y obediencia a las autoridades sanitarias, quienes dictarán cuándo se podrán celebrar misas.  

En el comunicado enviado ayer, el obispo mencionó que le habían manifestado la alegría que suscitó en muchos de los católicos la noticia de la reapertura de los templos para la celebración pública de la misa.

“Valoro mucho el gran deseo que se expresa por volver a la participación presencial de la Eucaristía que es el pan de la vida eterna. Por ahora continuaremos con las transmisiones por los diferentes medios. Sigamos participando con fe. Perseveremos con paciencia y en obediencia a nuestras autoridades sanitarias”, señaló.

Dijo que durante este tiempo de espera, “agradezcamos a Dios que los templos ya están abiertos para la oración personal. Que nuestra oración nos permita encontrar consuelo y una confiada súplica por el final de esta dolorosa y prolongada pandemia”.

Señaló que el criterio principal que lo ha guiado en la toma de estas decisiones, es cuidar la vida y la salud “de todo el pueblo que se me ha confiado”.

Desde el lunes 22 se abrieron los templos, pero exclusivamente para oración personal de los fieles.

Se esperaba que el domingo 28 de junio iniciara la celebración de misas con 30 por ciento del aforo y con una serie de reglas a seguir por parte de los feligreses, así como la restricción de ingreso a las personas enfermas, mujeres embarazadas y los mayores de 60 años de edad.