Juárez
Ceremonia de las 12:00, la de mayor demanda

Misa dominical… con cita

Fieles apartan su lugar con días de anticipación debido a que sólo se permite aforo del 30%

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

lunes, 14 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Aplicando las medidas sanitarias para prevenir contagios de Covid-19, entre ellas permitir la entrada de feligreses sólo al 30 por ciento de la capacidad del templo, las parroquias católicas de la ciudad cumplieron ayer domingo una semana de que reanudaron las misas.

Como lo hicieron desde el domingo 6 de este mes, en todos los templos de la Diócesis de Ciudad Juárez siguen las medidas recomendadas por el Sector Salud, además de que en varios de ellos los fieles apartan con días de anticipación su lugar para la ceremonia eucarística del domingo.

El sacerdote de Catedral, Eduardo Hayen, dijo que en todos los templos están aplicando las medidas sanitarias como lo han pedido las autoridades del ramo, se mantiene el orden y la invitación es para que la gente aproveche para ir a la misa cualquier día de la semana, no solamente el domingo.

En ninguno de los templos se han registrado problemas para que ingrese la gente, pues saben que por cuestiones de salud, no todos pueden ingresar a la misa en determinada hora y en domingo, por lo que se sigue recomendando a través de las redes sociales que asistan a las ceremonias que se celebran entre semana.

En parroquias como la Sagrada Familia, situada en la avenida Del Charro, en la colonia Raúl García, a través de su página de Facebook le dan a conocer a la comunidad parroquial que debido a la pandemia de Covid-19 han tomado algunas medidas para la celebración de la Eucaristía, entre ellas apartar el lugar para la misa de las 12:00 del día, que es la más concurrida.

Personal de la Diócesis de Ciudad Juárez comentó que hay otras parroquias que también a través de Facebook piden a los fieles apartar el lugar para la ceremonia eucarística del domingo, como la San Martín de Porres, El Señor de la Misericordia, La Transfiguración del Señor, en Santo Niño de Atocha y la Mater Dolorosa.

Cuentan con protocolos para ingreso

Entre las medidas sanitarias que están aplicando en las 77 parroquias y las capillas que forman la Diócesis local, está la de pasar por el tapete con líquido desinfectante al ingresar, se les toma la temperatura y se les ofrece gel antibacterial, además de que todos deben usar cubrebocas.

En la misa, durante toda la celebración y en el momento de la paz, se evita el saludo con contacto físico y se expresa el deseo de paz respetando la sana distancia.

Siguiendo las normas sanitarias, no pueden entrar a los templos las personas que estuvieron en contacto con un enfermo diagnosticado de Covid-19 o que tenga alguno de los siguientes padecimientos: diabetes, hipertensión, problemas respiratorios, gripa, o si la persona es mayor de 60 años de edad, o bien, si es mujer embarazada.

Además, los templos son desinfectados después de cada ceremonia de la Eucaristía, lo que ha obligado también a que sean menos misas las que se celebren por día. 

Incluso, en la Catedral y en el resto de los templos católicos, los feligreses se sientan separados; en una banca una persona en cada orilla y en la de enfrente sólo una sentada en medio y así sucesivamente, con el fin de que se mantengan a una distancia prudente.

En otros casos, como en San Judas Tadeo, permiten que se sienten hasta cinco personas en una banca, si son de la misma familia, pero el uso de las bancas está intercalado, ya que en todo momento queda una sin utilizarse para mantener la distancia.

Las misas se reanudaron luego de que las autoridades del Sector Salud determinaron que el semáforo sanitario pasó de color naranja al amarillo en esta frontera.

La suspensión de los servicios de la Iglesia católica en Ciudad Juárez se mantuvieron por casi seis meses, desde el pasado 18 de marzo, por instrucciones del obispo José Guadalupe Torres Campos y en seguimiento a las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Salud, ante la pandemia.