Juárez

Migrantes, vulnerables ante crimen organizado

En los últimos meses se han presentado algunos hechos que evidencian el riesgo que corren en la ciudad

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

lunes, 16 noviembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Mientras en esta frontera persiste la llegada de migrantes de México y otros países de América Latina, información de la Fiscalía General del Estado indica que la población en tránsito queda aquí vulnerable ante el crimen organizado, que impone “cobro de piso” a quienes, a su vez, se dedican al tráfico de personas.

También, de acuerdo con el fiscal del estado en la Zona Norte, Jorge Nava, las organizaciones delictivas “aprovechan” la presencia de la población en tránsito en las zonas bajo su influencia para, además, perpetrar secuestros.

Un ejemplo, señaló, fue el rescate difundido esta semana de cuatro personas que buscaban cruzar a Estados Unidos y que fueron privadas de su libertad en un domicilio del municipio Praxedis G. Guerrero, zona a la que la FGE le atribuye presencia del Cartel de Sinaloa.

“No son bandas de secuestradores conformadas como tal para esta actividad ilícita, sino más bien que aprovechan ellos que están en estos lugares, en estas casas de seguridad los migrantes, y tratan de obtener un lucro económico”, dijo Nava.

Si bien reportes policiacos han indicado probables secuestros de esta población en colonias del poniente de esta ciudad, la FGE apunta a que se registra, sobre todo, en las franjas fronterizas del Valle de Juárez y en la colonia Rancho Anapra, sector éste último donde el ministerio público señala que tienen actividades las agrupaciones criminales La Línea, La empresa y Los Aztecas.

“Estas personas (traficantes de personas) son las que están relacionadas con grupos de la delincuencia organizada”, dijo Nava.

“Al tener en determinados territorios, con mayor frecuencia en Anapra y el Valle de Juárez, esta actividad ilícita (…) el crimen organizado entra a este rol, donde cobra una cantidad de dinero a las personas que se dedican al tráfico de personas; les cobra un derecho de piso por utilizar estas zonas para el traslado hacia Estados Unidos”, agregó el funcionario.

El rescate de cuatro personas de un domicilio del Municipio de Praxedis G. Guerrero –al poniente de Juárez- fue difundido el pasado miércoles 4 de noviembre, luego de entrevistas a tres víctimas severamente golpeadas en un hospital.

“Mencionaron que estuvieron aproximadamente una semana en una casa de seguridad ubicada en el cruce de las calles Agricultura y Sorgo del poblado de Praxedis G. Guerrero, ya que un grupo delictivo que opera en esa región les prometió cruzarlos al vecino país”, indicó el boletín de la FGE.

“Dijeron que los tuvieron en cautiverio y exigiéndoles dinero para su liberación, además aseguraron que había más personas privadas de la libertad, por lo que elementos de la FGE iniciaron con las investigaciones”, agregaron los datos oficiales.

La misma fuente indicó también que, al llegar, los elementos de la FGE fueron enfrentados a balazos, por lo que, al repeler la agresión, lesionaron a uno de los presuntos delincuentes, que posteriormente falleció hospitalizado.

“Los agentes lograron rescatar a cuatro víctimas más que se encontraban privadas de la libertad y arrestaron a cinco presuntos secuestradores fuertemente armados”, agregó el boletín.

Por separado, el fiscal general del estado, César Augusto Peniche Espejel, mencionó sobre esa franja fronteriza ubicada hacia el oriente de Ciudad Juárez que “sigue dominando en esa zona el cartel de Sinaloa”.

En el otro extremo de la línea divisoria en esta región, en la colonia Rancho Anapra, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal reportó el pasado 29 de septiembre el arresto de dos adultos y dos menores de edad -16 y 15 años- en el cruce de las calles Hipocampo y Timalc, por la probable participación en el delito de secuestro de siete migrantes.

De acuerdo con un comunicado de la corporación, los afectados narraron haber ido al cerro de Anapra –en el norponiente de Juárez- con la finalidad de cruzar de manera ilegal a los Estados Unidos, pero en el lugar se encontraron a dos hombres que les ofrecieron ayuda.

La información agrega que otras dos personas arribaron después al punto en un vehículo color azul y, con un arma de fuego, forzaron a las víctimas a subir al automóvil y los llevaron a una vivienda, en donde los ataron de pies y manos y los torturaron para exigirles el pago de 80 mil dólares.

Otro caso fue reportado el 25 de julio pasado, cuando una persona fue detenida por autoridades estatales en flagrancia en el cruce de las calles Coronel S. Tavares y Mezquite, de la colonia Francisco Villa –al nor poniente de Juárez-, donde presuntamente mantenía secuestrados a dos migrantes guatemaltecos mientras exigía a sus familiares el pago de 4 mil 500 dólares.

El 27 de mayo de 2019, de acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, 115 personas de diferentes nacionalidades fueron rescatadas de un domicilio en la colonia San Antonio.

Las víctimas, de acuerdo con lo que reportó este medio, eran originarias de Cuba, Honduras, Guatemala y El Salvador, y entre ellas se encontraban 12 menores de edad, quienes habían llegado a la ciudad sin la compañía de un adulto.

“Tres de los rescatados expusieron que los detenidos, identificados como, Jesús Antonio S. V. de 28 años, originario de Veracruz, Marisol P. R. de 20 años, originaria de Ciudad Juárez y José Efraín P. P., de 26 años, originario de El Salvador, los tenían retenidos contra su voluntad ya que les prometieron cruzarlos a los Estados Unidos por la cantidad de 30 mil pesos”, indicó el reporte periodístico.

“Sólo se escuchaban llegar por las noches y no les permitían salir para nada”, agregó este medio, citando a una vecina de la vivienda donde se registró el ilícito, entre las calles Hungría y Santander.

El pasado miércoles, El Diario difundió la detención realizada por autoridades municipales de un grupo de aspirantes a cruzar la frontera en la parte éste de la ciudad, frente al río Bravo, donde eran guiados por dos personas que se dieron a la fuga.

“Aquí las personas tanto de otras nacionalidades, de Centro América, incluso de aquí mismo nacionales, como este ultimo caso -de personas del estado de Chihuahua-, que su objetivo o que pretenden ingresar a Estados Unidos de manera ilegal, se ponen ellos en estos escenarios de vulnerabilidad, porque contratan gente que denominan 'polleros', para que los ayuden a ingresar de manera ilegal a Estados Unidos”, dijo Nava.

redacción@redaccion.diario.com.mx